BOSTON, E.U.- Los Yanquis hicieron mucho ruido en el receso de temporada con la contratación de Giancarlo Stanton; sin embargo, en el primer juego del rol regular ante los Medias Rojas, sus archirrivales fueron los que crearon la música con los maderos.
Mookie Betts coronó un ataque de nueve carreras en el sexto inning con un grand slam y Chris Sale logró su primera victoria, al ponchar a ocho y permitir sólo una carrera en seis entradas para que Boston apaleara ayer 14-1 a Nueva York.
Betts bateó de 4-4 con cinco anotadas y cuatro producidas, además de que logró el segundo jonrón con las bases llenas de la campaña para los patirrojos, que no conectaron ninguno el año pasado.
La única rayita de los Yanquis fue un cuadrangular solitario de Aaron Judge en el quinto rollo. Otra buena noticia para ellos fue que Giancarlo Stanton sólo recibió dos chocolates y también pegó dos imparables.
Tras debutar esta temporada el sábado con dos ponches en una entrada en orden ante Baltimore, el veracruzano Luis Cessa también dominó de 1, 2 y 3 a Boston en el octavo capítulo con un chocolate. (Staff/Agencia Reforma)