Familiares de una mujer que murió en un incendio el pasado domingo 5 de marzo del 2017, en el interior de su domicilio ubicado en el fraccionamiento Rinconada Alameda, están exigiendo a la Fiscalía General del Estado una investigación más exhaustiva, ya que sospechan que se trata de un asesinato y no de un accidente como inicialmente se había informado.
Al respecto, el fiscal estatal, René Urrutia de la Vega señaló que existen indicios de que pudieran presumir que efectivamente el incendio fue provocado para borrar posibles evidencias de un crimen.
Sin embargo, lo anterior quedará confirmado una vez que lleguen los resultados periciales que se han elaborado.
Fue el pasado domingo 5 de marzo del 2015, aproximadamente a las 13:30 horas, cuando se registró un incendio en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Rinconada Alameda, donde murió una mujer identificada como Denisse, de 26 años.
A la escena del incendio llegaron Bomberos Municipales, policías estatales, policías preventivos y policías viales, así como militares adscritos a la XIV Zona Militar.
De igual forma, acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Inicialmente, se manejó la posibilidad de que el incendio se había originado de manera accidental y que la mujer murió mientras dormía en una de las habitaciones.
En un principio, se presumió que Denisse había muerto junto con su hijo de 8 años.
Sin embargo, posteriormente se estableció que el niño había pasado la noche con su papá, el ex esposo de Denisse.
La familia de la mujer sospecha que el incendio fue provocado de manera intencional para encubrir un crimen.
Las sospechas de un asesinato se han incrementado, a raíz de que en un contenedor de basura ubicado en el fraccionamiento Haciendas de Aguascalientes, fue localizado un bolso propiedad de Denisse, en el cual estaban sus identificaciones y otras pertenencias.
El titular de la Fiscalía General del Estado, licenciado René Urrutia de la Vega informó que la carpeta de investigación aún sigue abierta y agentes del Grupo Homicidios de la PME se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.
Sin embargo, se está a la espera de que se entreguen los últimos resultados de los estudios periciales que se han llevado a cabo, para determinar científicamente si el incendio fue provocado intencionalmente o se trató de un accidente, a fin de proceder según sea el caso.