Desde el año 2002, se celebra el «Día Mundial contra el Trabajo Infantil» promovido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para concientizar acerca de la magnitud de este problema y unir esfuerzos para erradicarlo.

El trabajo y la explotación infantil en cualquiera de sus formas, constituye una violación a los derechos de niñas, niños y adolescentes; es una manifestación de la pobreza, de la vulnerabilidad y de la exclusión social imperante en México.

En nuestro país, el trabajo de las personas menores de 15 años de edad está prohibido, y para quienes son mayores de esa edad pero no han cumplido los 18, la legislación establece condiciones específicas para su desempeño con el objetivo de salvaguardar su integridad y desarrollo.

En 2017, de acuerdo con las cifras del Módulo de Trabajo Infantil del INEGI, la población de 5 a 17 años ascendió a 29.3 millones, de los cuales 3.2 millones realizaron trabajo infantil, cifra equivalente al 11% de la población de 5 a 17 años. En 2017, el estado con mayor tasa de ocupación no permitida fue Nayarit con 12.2%; la Ciudad de México tuvo la tasa más baja con 3.4%; y en Aguascalientes hubo 6.8% de niños trabajando.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Aguascalientes en colaboración con el DIF Estatal, ha permanecido vigilante para canalizar casos de abuso a menores que estén siendo presuntamente vulnerados de sus Derechos Humanos, mismos que pueden ser denunciados al teléfono 140 78 70 o en República de Perú #502, fraccionamiento Santa Elena, en el municipio capital.