Tres metros cuadrados resultan suficientes para descansar desde dos horas hasta una noche completa, asegura José Martín Alonso, socio de Izzzleep, el primer ‘hotel cápsula’ del país, inaugurado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.
“Todos los huéspedes nos dicen que es más grande de lo que pensaban”, comenta.
Este nuevo alojamiento cuenta con 40 cápsulas para uso individual; cada una está equipada con pantalla de alta definición, dos puertos USB, caja de seguridad, espejo, controles de iluminación, extintor y un botón de emergencia en caso de que el huesped requiera asistencia personal.
La renta de la cápsula cuesta 104 pesos por hora (disponible de 6:00 a 18:00 horas) y 605 pesos por noche (a partir del mediodía y hasta las 10:00 horas del siguiente día), más 16 por ciento de IVA y 3 por ciento de tarifa por hospedaje.
Izzzleep se ubica en la planta alta de la Terminal 1 cerca del área de comida rápida, a un costado del estacionamiento de llegadas y salidas internacionales.