Es difícil que cada ciudadano tenga presente qué ofrecieron y a qué se comprometieron candidatos y candidatas al Senado de la República y a las diputaciones federales y locales, pero con que recuerden aquello que escucharon o leyeron puede ser suficiente para definir su voto.

Este miércoles cae el telón de las campañas, con lo que termina un período muy intenso para los aspirantes que pusieron todo su entusiasmo en atraer el interés de los aguascalentenses, en cambio quienes nadaron de “a muertito” confían en que se produzca un milagro, algo que en estos tiempos es difícil que se registre, por lo que sólo el que trabajó la parcela debe esperar una buena cosecha.

Hacer una disección de todos los acuerdos y las propuestas no es sencillo, ya que fueron demasiados los que hubo y de ellos algunos hasta fueron firmados para que quedara constancia de lo que harán, en caso de que el voto los favorezca, no obstante hay que tener presente lo que ya se comentó en espacio, que una cosa es aventurarse a título personal y otra que, llegado el momento, puedan aprobar o desaprobar un dictamen conforme a lo que se comprometieron, porque esto dependerá de los arreglos que tenga el grupo parlamentario al que se pertenezca.

De lo que se observó a lo largo del proselitismo es que pocos candidatos a senadores y diputados federales saben cuáles son las funciones que pueden desempeñar, por lo que esos pocos orientaron los pactos y convenios a plantear soluciones sobre temas de seguridad, de agua para uso humano, agrícola y pecuario, financiamiento y fortalecimiento de las empresas, reformas reales a la ley laboral, consolidación de los sistemas de salud, impulso al empleo, y apoyo a adultos mayores y a jefas de familia, entre otros.

Todo ello se encuadra en el gasto federal, por lo que compete al Congreso de la Unión analizar y aprobar qué se debe hacer para que las cosas mejoren y es ahí en donde está el trabajo de los legisladores, que desde su aspiración tienen que entender a lo que van y qué pueden lograr como parte de uno de los Tres Poderes.

Por el contrario, hubo otros que por tal de atraerse el apoyo de los asistentes a las reuniones, dieron su palabra que favorecerían la atención a problemas de estricta solución local, como es vigilancia, limpia, alumbrado público, forestación y reforestación, creación de tianguis o retiro de vendedores callejeros, etc., asuntos que podrán atender quienes resulten electos a diputados locales.

A partir de mañana dejará de escucharse los mensajes de pretendientes, partidos y coaliciones, tiempo que debe ser aprovechado por los ciudadanos para hacer un recuento de las ofertas que recibieron y de esta manera estar en condiciones de ejercer un voto razonado.

Los electores hoy por hoy tienen mucho más acceso a la información  y más libertad para formarse un criterio. El celular y las redes sociales son parte de esos accesos, además leen, escuchan y dialogan sobre las posibilidades que hay sobre el tablero, para así tener una idea más clara.

El voto razonado es el que menos se equivoca, porque en el discernimiento encuentra la respuesta, del país que anhela, que tenga los mejores gobernantes y legisladores y que pongan en práctica las acciones necesarias para darle entrada a mejores condiciones de vida.

CANACAR SUFRE

El líder estatal de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Roberto Díaz Ruiz, ha sido insistente en denunciar las condiciones adversas en que desempeñan su trabajo, principalmente por la inseguridad que se registra en las carreteras del país, y el alto precio del Diesel, lo que eleva el costo de las operaciones y pone en riesgo su permanencia.

De manera particular resalta que la inseguridad y los robos que enfrentan las empresas empujaron a que 15 cerraran sus puertas en lo que va del año, situación que obligó a los socios a exigir medidas urgentes a los tres niveles de gobierno para que brinden la certidumbre necesaria en el desempeño de sus labores.

En total 160 empresas estaban afiliadas a la Canacar, por lo que al darse de baja 15 representan una reducción muy sensible, y más por las razones que decidieron alejarse de esta actividad, que fueron por robo o intento de robo de las unidades, choferes baleados, pedradas a las mismas, simulacro de revisión por falsos policías y pintura que lanzan sobre los parabrisas para obligarlos a que frenen y así hurtar la mercancía.

El problema se agudizó en los últimos años, que provocó entre 2014 y 2017 que salieran de circulación cerca de 700 autotanques, por lo que de cada unidad se perdieron cinco empleos, esto es, 3,500 trabajos directos, aunque es una cifra que debe multiplicarse por cuatro y que son de las plazas que se crean de forma indirecta.

La Canacar pierde un promedio mensual de 16 autotanques por robo, cada uno con 62 mil litros de combustible, lo que suma 173 millones de litros de gasolina Magna, Premium y Diesel, con un valor aproximado a 16 millones de dólares.

Pemex es el único cliente al que no le preocupa el robo de los vehículos ya que recibe el pago de la póliza de seguros y tampoco paga el deducible, mismo que corre por cuenta de los transportistas, que pagan 10 mil dólares por evento, como si fueran responsables de los asaltos.

El alto costo de las operaciones y las pérdidas que sufren por los asaltos, sumado al creciente aumento al precio del combustible, pone en riesgo el abasto en el país, al participar la Canacar en 30% de la distribución del energético, de ahí la urgencia a encontrar una solución que les devuelva la tranquilidad a ellos como empresarios, a sus trabajadores, que son los que sufren de manera directa los asaltos y al propio país, ya que de cada unidad hurtada es una merma en las ventas del carburante.

Siguen en espera de resultados por parte de las autoridades, que tienen la información necesaria de las carreteras en que más se producen los robos, lo que debe de ser a la mayor brevedad para evitar que crezca el desánimo entre los autotransportistas, que ven cómo disminuye su capital.

Lo que piden es que no hay que esperar al resultado de las elecciones ni al cambio de gobierno para proceder, al ser una tarea de urgente resolución y considerarla como un problema de seguridad nacional.

PRD MAL Y DE MALAS

Primero fue Vladimir Aguilar García, secretario del Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el que  vaticinó la derrota de Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente y de Alejandra Barrales, aspirante a jefa de gobierno de la capital del país;  las causas serían “las rupturas internas tanto del PAN como del PRD al tener candidatos, que si bien pueden tener un poco de legalidad, no tienen legitimidad”. Enseguida, a una semana de las elecciones, la fundadora del PRD, Amalia García Medina, renunció a sus 29 años de militancia en ese partido, al establecer que perdió objetivos y valores, lo que se evidencia con la postulación de Anaya, quien asegura fue “pieza clave” de la reforma energética lo cual fue un golpe a la nación y a los mexicanos. “Me resulta inadmisible que se propongan constituir un gobierno con quien fue partícipe relevante en ese golpe a nuestro país y que su participación no haya sido parte del análisis en el momento de la decisión sobre la candidatura a la Presidencia”. El domingo se sabrá si hubo eco entre los perredistas dichos señalamientos o el queretano les gana la partida.

¡Participa con tu opinión!