Tremendo duelo protagonizaron los equipos Hooligans y el Deportivo Frausto que dirige el experimentado Arturo Tavárez. Un partido en el que estaba en juego la clasificación a la gran final de la Copa Aguascalientes de la Categoría Especial A, de la Liga de Futbol Aguascalientes.
El partido era sumamente atractivo debido a que ambos equipos lograron realizar un torneo copero muy interesante, en el que ambos equipos probaron nuevos jugadores, los cuales serán integrados en sus escuadras para el nuevo torneo de liga que iniciará el próximo domingo 17 de septiembre. El juego se llevó a cabo a partir de las 10 de la mañana en el campo 5 de Pasto en Rollo y muy temprano arribaron los equipos, pues deseaban calentar debidamente antes de iniciar el juego parea evitar alguna lesión por jugar fríos.
Los muchachos del Frausto se veían felices, pues el participar en ésta ha sido para ello un reto por contar con jugadores muy jóvenes. El juego fue muy cerrado, los jugadores no daban al contrario la menor oportunidad de que se les pudieran colar por ninguna rendija, se cubrían todos los sectores y ello impedía obviamente las jugadas de peligro en las porterías. Y es que estaba en juego el pasar a la gran final y por ello no podían permitir facilidades a su rival.
La verdad es que a pesar del juego tan cerrado, los aficionados que se dieron cita en Pasto en Rollo presenciaban un encuentro muy emociónate, por las jugadas que los muchachos realizaban. El primer tiempo terminó empatado a cero goles. Nada para nadie. La segunda parte inició con la misma tónica, cerrando las filas sin permitir pasar ni el aire. Pero en un descuido de la defensa de los Hooligans al minuto 68 ocasionó que Víctor Contreras se avivara y lograra controlar un balón para enfilarse a la portería rival y anotar el gol para los del Frausto.
Parecía que ese gol sería el definitivo, por lo cerrado del duelo, pero los Hooligan’s no bajaron los brazos y al minuto 83 Carlos Luna devolvió la esperanza a su equipo al empatar con tremendo cañonazo que dejó viendo visiones al portero Alfredo Estrada. Así terminó el juego empatado a un gol y para definir al finalista del torneo de copa se tiraron penaltis y ahí fue en donde los del Frausto fallaron dos tiros para dejar el camino libre a los Hooligans, que se alzaron con la victoria y el próximo domingo jugarán la final contra el equipo de Venadero.
Juan Manuel Zamarripa fue el árbitro y realizó un muy buen trabajo.

¡Participa con tu opinión!