Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La PGR rindió honores a Alfonso Hernández Villavicencio y Octavio Martínez Quiroz, los suboficiales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) que fueron plagiados el 5 de febrero y aparecieron muertos 13 días después en Nayarit.
El subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, en suplencia del Procurador General de la República, Alberto Elías Beltrán, condenó los hechos y se solidarizó con los familiares presentes, a quienes garantizó el apoyo y compromiso de la dependencia.
“Para el País, nuestras capacidades y nuestro trabajo incansable para encontrar y llevar ante la justicia a los responsables. Quienes ordenaron, realizaron, cooperaron o protegieron este crimen, no podrán esconderse ni tendrán impunidad, tendrán el castigo que merecen, con todo el rigor de la ley”, dijo el funcionario en la ceremonia en la sede de la AIC en la Ciudad de México.
“Esta institución, en coordinación con otras autoridades de seguridad del Gobierno Federal, seguirá combatiendo a la delincuencia organizada que tanto daño nos hace como sociedad; seguirá repudiando, en todo momento, los actos de violencia que nos permean, y seguirá firme en su determinación de hacer de nuestro México un país más seguro”.
El director de la AIC, Omar Hamid García Harfuch, condenó los asesinatos y mencionó que estos recuerdan los riesgos inminentes que enfrentan los servidores públicos que “hacen actos heroicos y que pocas veces son reconocidos”.
“El cobarde hecho que los separa abruptamente de sus familias y seres queridos, no es una afronta contra la PGR, sino contra todas las instancias de seguridad y procuración de justicia del País (…) hechos tan dolorosos como éste sirven para ratificar la unión y el compromiso de las instituciones”, dijo el mando policiaco.