Al término del cuarto juego de la Serie del primer Playoff de la Zona Norte, en donde los Rieleros de Aguascalientes se quedaron en el camino ante los Toros de Tijuana, el manager Homar Rojas dio un análisis de la participación del equipo aguascalentense en el primer torneo y los planes del equipo de cara a la nueva campaña que arrancará el próximo 3 de julio.
“Ser eliminados este domingo se ha convertido en una noche difícil, para toda la organización, tenemos que reconocer que este juego así es y que Tijuana jugó mejor que nosotros, pudieron hacer muchas cosas que nosotros desafortunadamente no pudimos hacer, yo me quedo encantado con mi equipo, hicieron su máximo esfuerzo, no jugamos una serie buena y ellos tuvieron una defensa muy buena, creo que la parte clave de toda la serie fue la buena defensiva que ellos jugaron y al final su pitcheo también se combinó para dominarnos a la hora cero, cuando tuvimos oportunidades de poder hacer daño a la ofensiva, al final me quedo con el esfuerzo que hicimos, cada uno de los jugadores de Rieleros dio lo mejor de sí en el terreno”, dijo el manager de la novena aguascalentense.
Varios son los matices que los Rieleros tuvieron a lo largo del primer torneo y para el manager Homar Rojas, algunas claves durante la postemporada que impidieron a los Rieleros avanzar a la Serie Final de la Zona Norte en esta primera oportunidad.
“A lo largo de la serie tuvimos varias oportunidades para poder empatar o darle la vuelta al juego, pero nos faltó el bateo oportuno, en tres de los cuatro juegos tuvimos oportunidad de adelantar la pizarra, abrir el juego a nuestro favor o darle la vuelta, pero no pudimos ligar los batazos oportunos, no pudimos traer las carreras a home y sufrimos las consecuencias”, aseguró.
En términos generales, el primer torneo para Homar Rojas fue bueno, pues el equipo calificó a la postemporada y en una mejor posición que en el 2017, además de que se terminó sin lesiones en el roster y con un conjunto más redondeado, sin embargo, el dirigente de la Máquina no está satisfecho, pues el objetivo era llegar al campeonato.
“Nosotros nos preparamos para ser campeones, queríamos llegar a la final y ganarla, pero ahora que nos hemos quedado en el camino, vamos a trabajar las tres semanas que restan de este mes para tener un mejor desempeño en el segundo torneo y poder llegar a una final y ganarla, ese es el objetivo principal”, dijo.
Uno de los factores que afectó al equipo, además de la salida tempranera de la organización del abridor Ariel Peña, lo que obligó al equipo a hacer ajustes de inmediato, impidió que se pudiera tener una rotación completa y en lo ofensivo, la lesión de José Vargas justo en la recta final del primer torneo.
“Definitivamente el no tener a José Vargas en la recta final del primer torneo nos afectó, primero porque lo perdimos en momentos clave de la temporada y después, porque al estar 15 o 17 días fuera, llegó fuera de ritmo al playoff, cuando todos los rivales están al cien por ciento y cerrando fuerte, fue un bate que extrañamos, únicamente pudo hacer un buen contacto en su último turno en el último juego cuando pegó el cuadrangular, sabemos que es un gran bateador, pero desafortunadamente le vino la lesión y tuvo una mala serie de playoff, fue parte importante de lo que hicimos a lo largo del torneo”.
Por otro lado, aseguró que: “Uno de los detalles que tuvimos esta temporada es que nuestro cuerpo de abridores no alcanzaba a llegar más allá de la sexta entrada, tuvimos muchas salidas de cuatro o cinco entradas únicamente, a pesar de eso los resultados pudimos darlos en la temporada regular moviendo el bullpen, pero en ese aspecto no tuvimos lo que esperábamos de nuestros abridores y es parte de lo que debemos trabajar para el siguiente torneo”.
Homar Rojas confirmó que el equipo tendrá esta semana para tomarse unos días de descanso; “El día 11 de junio va a reportar el primer grupo de trabajo, los jugadores no tan regulares van a reportar primero y a partir del día 18 ya vamos a tener el equipo completo, vamos a hacer una mini pretemporada con todo el equipo junto unos 15 días, tener algunos juegos de exhibición y estar listos para el arranque del segundo torneo”.
“Tenemos tiempo suficiente para sentarnos y analizar los cambios que requerimos para el segundo torneo, nos vamos a sentar todo el cuerpo técnico con la directiva para ver qué es lo que vamos a hacer, si seguimos igual o si tenemos que hacer algún movimiento, hoy es muy precipitado decir qué piezas vamos a mover, pero nos sentaremos a analizarlo”, concluyó. (Gabriel Castañeda)