El día de hoy se jugará un edición más del duelo capitalino entre las Águilas del América y los Pumas de la UNAM, partido que siempre es especial debido a la rivalidad entre ambos equipos, pero esta noche el clásico capitalino tendrá un sabor aún más especial ya que se juega el pase a la gran final.
En punto de las 08:45 de la noche, los Pumas recibirán a las Águilas en una edición más de este clásico de la Ciudad de México, que en los últimos años ha dado mucho de qué hablar; y hoy no será la excepción ya que ambos equipos vienen con el campeonato en la mira.
Desde que el fútbol mexicano disputa la fase final del torneo con una liguilla en torneos cortos, han sido cinco ocasiones en las que Club América ha enfrentado a los Pumas en la recta final, siendo una hegemonía por parte de los azulcremas, ya que han avanzado en cuatro ocasiones.
De las cinco veces que se han visto las caras en liguilla, dos de ellas se jugaron el pase a la final, al igual que en esta ocasión, destacando que en una de ellas, los Pumas fueron quienes vencieron a las águilas.
La primera vez que se enfrentaron estos equipos en liguilla, fue en el Verano 2002, las águilas ganaron por un global de 2-1 luego de empatar 0-0 en el Azteca y posteriormente ganar de visita 1-2 en El Pedregal, pasando así a la gran final de ese torneo.
Desde esa semifinal, los capitalinos no volvieron a verse las caras en liguilla hasta 11 años después, siendo en los cuartos de final del Clausura 2013 en donde las Águilas volvieron a avanzar por un global de 3-1. Un año después en el apertura 2014, el América volvió a eliminar a los Pumas por un 1-1, pasando por mejor posición en la tabla.
Fue hasta el apertura 2015 cuando Pumas por fin pudo eliminar a las aves, ya que con un global de 4-3, los de la UNAM vencieron en semifinales a sus rivales, rompiendo la hegemonía azulcrema.
Esta semana se jugará por segunda vez en el año, un clásico capitalino en la liguilla, ya que en el torneo pasado, los felinos y los azulcremas se enfrentaron en cuartos de final, culminando con una goleada americanista de 6-2 global.