Será mediante estudios histopatológicos como la Fiscalía General del Estado a través de la Dirección de Investigación Pericial, determine las causas de muerte de las dos mujeres que el pasado viernes fueron encontradas en diferentes hoteles de la zona Centro de la ciudad.
En relación a la mujer que fue encontrada muerta en el Hotel Maser, ubicado en la calle Juan de Montoro y esquina con la calle 16 de Septiembre, misma que fue identificada como Ana Lilia, de entre 50 y 55 años, se informó que no se encontraron huellas de violencia en el cadáver.
Mientras tanto, en el caso de la otra mujer identificada como Alma Elizabeth, entre 40 y 45 años, quien trabajaba como columnista para el medio de comunicación digital “La Voz”, la necropsia tampoco pudo revelar una posible causa de su muerte.
Sin embargo, en este caso sí se encontraron huellas de golpes en el cadáver, además de determinarse que contaba entre 10 y 12 horas de haber muerto, al momento del hallazgo.
Esta mujer fue localizada muerta en la habitación No. 10 del Hotel Belén, ubicado en avenida López Mateos y casi esquina con la calle Galeana, en la zona Centro.
Se estableció que la habitación donde se encontró su cadáver, estaba siendo rentada por un hombre identificado como José Luis, de entre 50 y 55 años, quien ya tenía un año viviendo en ese lugar y el pasado jueves por la noche fue detectado cuando salía con un equipaje.
En ambos casos, agentes del Grupo Homicidios de la PME se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.