Tomar agua simple a lo largo del día para mantenerse hidratado puede sentirse como una carga para muchas personas.
El consumir los ocho vasos de agua que se sugieren para tener niveles adecuados de líquidos en el cuerpo puede ser una tarea complicada.
Sin embargo, hay maneras de ingerir los líquidos necesarios para el cuerpo y hasta deleitar el paladar.
Si se trata de comida, caldos, sopas y cremas, también cuentan en la hidratación; sólo que hay una opción más interesante.
Varias frutas y verduras, como el pepino y la sandía, están compuestas más de 90 por ciento por agua, lo que les permite hacer una gran aportación a la hidratación diaria.
Además de ofrecer un sabor agradable, contribuyen con todos sus nutrientes y fibra, y muchas de ellas tienen pocas calorías.
Una de las grandes ventajas de vivir en México es que se cuenta con una muy amplia variedad de frutas y verduras que se producen a lo largo de todo el año, es decir, siempre se puede encontrar una opción rica y diferente para completar la hidratación.
Eso sí, la importancia del agua simple no puede ser subestimada, pues ésta es esencial para que el cuerpo mantenga un funcionamiento adecuado y los órganos reciban los nutrientes que necesitan.
Frutas y verduras pueden ser un complemento ideal al ejercitarse, tomando en cuenta su alto contenido de nutrientes, que mantendrán el organismo en buenas condiciones a pesar de que el cuerpo elimine compuestos clave, como las sales, mediante el sudor.
En época de calor, vale la pena tener en mente estas opciones sabrosas de hidratación y, sobre todo, comenzar a disfrutarlas cuanto antes.

Evita los jugos
Las frutas se comen, no se toman. La mejor forma de aprovechar los nutrientes de las frutas es masticándolas, no en jugo.
La piel de manzanas, duraznos, uvas, naranjas o fresas contiene compuestos saludables, como flavonoides y carotenoides, además de fibra, compuestos que ayudan a prevenir enfermedades como el cáncer y que ayudan a la adecuada digestión.
Además, sin la piel y la pulpa, el jugo es prácticamente agua con los azúcares de la fruta.

El Top 10
Las frutas que contienen más agua y que son muy comunes en México.
Sandía: 92% de agua
· Contiene potasio, hierro, manganeso y vitaminas A, B1 y C.
Tiene mucho licopeno, el antioxidante que le da su color rojo.

Fresa: 91% de agua
· Aporta potasio, fósforo, calcio y vitaminas A, B1, C y E.
Bajas en calorías, depuran toxinas y eliminan colesterol malo.

Toronja: 91 % de agua
· Alto contenido de potasio, calcio y magnesio, y vitaminas A, B2, B3 y C.
Excelente depuradora de hígado y riñones, aporta muchos electrolitos.

Melón: 90% de agua
· Contiene potasio, fósforo, magnesio y vitaminas A, B1 y C.
Su caroteno y adenosina previenen enfermedades del corazón y cáncer.

Durazno: 87% de agua
· Tiene fósforo, magnesio, calcio y vitaminas A, C y E.
Protege la piel, estimula el sistema inmunitario, ayuda a la función renal.

Naranja: 86% de agua
· Aporta potasio, fósforo, hierro y vitaminas A, B1 y C
Alto contenido de vitamina C, ayuda a formar y reparar tejidos.

Piña: 86% de agua
· Tiene potasio, magnesio, calcio y vitaminas A, B1 y C.
Es diurética y aporta mucha fibra, además de ser desintoxicante.

Ciruela: 85% de agua
· Aporta potasio, fósforo, calcio y vitaminas A, B1 y C.
Poderosa contra el estreñimiento y llena de antioxidantes.

Manzana: 84% de agua
· Contiene potasio, fósforo, hierro y vitaminas A, C y E.
Además de tener mucha fibra, protege el sistema inmune.

Kiwi: 83% de agua
· Aporta potasio, fósforo, magnesio y vitaminas A, C y E.
Mucha más vitamina C que el limón y más vitamina E que el aguacate.

También hidratan
Las verduras también son fuente importante de agua, y destaca este par:

Pepino: 96% de agua
Aporta potasio, fósforo, magnesio, calcio y vitaminas B2, B5, B6, C y K.

Apio: 95% de agua
Contiene potasio, sodio y calcio, así como vitaminas A, B1, B2, B6, B9 y C.