Un lesionado por arma de postas dejó una riña campal que se registró el pasado miércoles por la noche en el fraccionamiento Potreros del Oeste.
A pesar del fuerte despliegue policiaco que se implementó en la zona, no se logró dar con el paradero de los agresores que escaparon en un vehículo.
Fue poco antes de las 23:00 horas cuando se reportó al C-4 Municipal que en esos momentos se registraba una riña campal en dicho fraccionamiento y que incluso habían salido a relucir armas de fuego.
De inmediato se trasladaron al lugar señalado varias patrullas de la Policía Preventiva del Destacamento “Insurgentes”, quienes al hacer su arribo ya no encontraron a los rijosos.
Sin embargo, se ubicó a una persona que estaba herida, por lo que momentos después acudió una ambulancia del ISSEA.
Los paramédicos descartaron que se tratara de una herida de bala, determinándose que dicha persona había sido atacada con un arma de postas. Aunque la lesión que presentaba no era grave, se decidió trasladarlo a recibir atención médica a un hospital de la ciudad donde quedó internado.
Vecinos de la zona informaron que los agresores habían escapado a bordo de un automóvil Chevrolet Aveo, color gris, por lo que policías preventivos del Grupo de Operaciones Especiales implementaron un operativo de búsqueda por la zona y momentos después localizaron un coche sospechoso con daños en la carrocería, abandonado en la avenida Faisán, entre la colonia San Pedro y el Infonavit Pilar Blanco.

¡Participa con tu opinión!