Gustavo García Olguin
Agencia Reforma

CDMX.- El nuevo Senado heredó una ‘burocracia dorada’ integrada por secretarios, coordinadores, directores y enlaces que cobran casi como legisladores y que cuestan a los ciudadanos salarios brutos que van desde los 100 mil a los 170 mil pesos mensuales.
De acuerdo con documentos del Senado, a los que REFORMA tuvo acceso, los secretarios de Servicios Administrativos y Servicios Parlamentarios aparecen con un salario bruto de más de 170 mil pesos.
El informe revela que 33 funcionarios están registrados con montos de 168 mil pesos y 21 servidores públicos con más de 143 mil pesos.
Por ejemplo, el Centro de Estudios Gilberto Bosques, encargado de asuntos de política exterior, cuenta con una nómina de 39 personas y es encabezado por una coordinación que cobra 155 mil pesos.
El titular de la coordinación del Cuerpo Técnico Profesional aparece con 155 mil pesos mensuales y a él se suman 11 jefes de unidad con 115 mil pesos y otros 29 mandos con salarios de entre 96 mil y 107 mil pesos.
Por otro lado, en los documentos se detalla el número de funcionarios que integran la estructura administrativa de la Cámara alta.
La lista es encabezada por Recursos Materiales con 123 servidores públicos, seguida por Recursos Humanos, con 114; Informática y Telecomunicaciones, con 53; Servicios Administrativos, con 46; Unidad de Eventos, con 44; Resguardo, con 43; Contabilidad, con 39; Servicios Médicos, con 33, y Programación y Presupuesto, con 25.
A propuesta de Morena, los sueldos de los altos mandos deberán ser revisados y recortados de acuerdo con la nueva política de austeridad, ya que nadie deberá cobrar más que el próximo Jefe del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, quien anunció que ganará 108 mil pesos mensuales.
El presidente de la Junta de Coordinación, Ricardo Monreal, reconoció que los funcionarios heredados por la 63 Legislatura ya cobraron su primera quincena con los mismos tabuladores, por lo que el primer recorte se aplicará a partir del 30 de septiembre.
“El plan de austeridad contempla revisar los sueldos de los funcionarios que ganan más de 100 mil pesos o incluso más que los legisladores. Nosotros bajamos la dieta a 103 mil pesos y a los funcionarios que ganan más de 110 o 115 mil pesos también se les va a reducir porque al plan de nadie va a escapar.
“Es ofensivo que haya funcionarios que ganen más de 100 mil pesos. Ya se pagó la primera quincena, pero a partir de ahora se están revisando puntualmente todos los salarios”, dijo.
El coordinador del PAN, Damián Zepeda, se pronunció por moderar los ingresos de los altos mandos, tomando como referencia el recorte que se aplicó a la dieta de los senadores.