Por FRANCISCO VARGAS M.

El novillero aquicalidense Héctor Gutiérrez tuvo una decorosa y destacada actuación en Villaseca de la Sagra, Toledo, donde cortó una oreja de gran peso a un astado de la ganadería de Cebada Gago, escuchado en el otro, fuerte ovación con petición de apéndice que el palco de la autoridad no concedió; por su parte Jorge Isiegas (quien sustituyó a Tomás Rufo) también tocó pelo al cortar una oreja; y Aquilino Girón sólo logró detalles.
En lo que fue la Cuarta de la Feria del Alfarero de Oro, y ante tres cuartos de entrada, se jugó un encierro de la dehesa de Cebada Gago, de comportamientos desigual; destacando el tercero.
Héctor Gutiérrez demostró en el primero de su lote que tuvo movilidad, gran firmeza, logrando series aseadas, con quietud y manos bajas, ante el astado que le exigía, viniendo naturales de frente, concluyendo de estocada al encuentro para ser premiado con una oreja.
Con su segundo se recreó nuevamente al lancear a la verónica cerrando con media muy torera. Teniendo enfrente un novillo que tiraba tornillazos y presentó complicaciones, se la jugó sufriendo dos sustos que no pasaron a mayores, cerrando con ajustadas manoletinas y estocada un tanto baja pero fulminante para dar vuelta tras petición de oreja que no se otorgó.
Jorge Isiegas en su primero dio dos vueltas al ruedo tras petición; y en el otro se llevó un apéndice a su espuerta.
Aquilino Girón tuvo silencio yen su segundo recibió ovación tras aviso. (pacovargas_@hotmail.com )