Apoyará el Infonavit a las familias que resultaron afectadas con la explosión en Pilar Blanco, la cual dañó a dos edificios. Su delegado, Mario Guevara Palomino, comentó que en estos casos se activa el Seguro de daños y sólo están a la espera de los dictámenes por parte del Municipio, a fin de determinar si serán demolidos o reparados y no desproteger a los inquilinos.

Tras sostener una reunión con los vecinos afectados por el siniestro, el funcionario federal comentó a El Heraldo que el Infonavit ha mantenido una estrecha comunicación con las autoridades estatales y municipales, a fin de salvaguardar a la gente afectada. Explicó que los dos edificios dañados constan de 16 departamentos, de los cuales 12 tienen crédito con el instituto. De estos, 2 ya fueron adjudicados y uno está en proceso judicial.

Apuntó que sólo están a la espera del peritaje que solicitó Protección Civil Municipal y Estatal sobre las condiciones físicas y estructurales de los dos edificios para aplicar el Seguro de Daños, que entra en función cuando hay daños por desastres naturales o accidentes como el ocurrido, el cual cubre el monto del valor del departamento si hay una pérdida total o parcial, así como los arreglos que se tuvieran que hacer, además de un apoyo para la compra de enseres domésticos.

Para hacer válido el seguro, pidió a los afectados que sean titulares, acudir a la delegación con su identificación, su número de crédito y su número de Seguro Social para hacer el trámite correspondiente. “Hasta el momento ya ha acudido una persona a activar su seguro, el mismo día del siniestro. Si los derechohabientes son los que habitan ahí o si en su defecto fuesen rentados por algún derechohabiente, pedimos que el propietario asista para activar su seguro, por eso es importante estar regulares en los pagos de sus viviendas, donde se incluye este concepto para así evitarnos problemas”.

Guevara Palomino enfatizó que una vez que se conozcan las condiciones reales de dichos edificios, se determinarán las acciones conducentes, si es posible su reparación o si en definitiva serán demolidos y ver la forma de apoyo a los afectados.

“Si hay una situación de peligro latente, nosotros no dejaremos habitar esos departamentos de manera inmediata. No podemos poner en riesgo la integridad física de esas familias y si se tuviera que demoler, veremos la manera inmediata de poderles otorgar o dar techo a todas esas personas”, finalizó.