El presidente de la Cámara del Autotransporte de Carga (Canacar), Roberto Díaz Ruiz, demandó se agilice la ruta para licitar e iniciar las obras de conclusión del libramiento poniente, pues es importante que esto suceda antes de que concluya la actual administración federal.

Lamentó que a pesar de la voluntad política demostrada por el Gobierno Estatal y el compromiso del secretario de Comunicaciones y Transportes para atender este tema, en la última visita realizada al estado, “las cosas no están caminando en la forma adecuada”.

Sin mayores detalles de ello, refirió como punto positivo el hecho de que lo que sí se ha logrado es que el proyecto original sea rediseñado para que el camino sea un libramiento de cuatro carriles, lo cual garantiza un servicio acorde a las necesidades actuales.

En entrevista, el presidente de Canacar indicó que los puentes de la etapa del libramiento que ya existen, permiten el tendido de los cuatro carriles en el ajuste que tendrá que hacerse para uniformar a esa dimensión los 23 kilómetros que ya operan.

Respecto de la etapa que falta y que, insistió, deberá iniciar antes de que concluya el sexenio del presidente Peña, dijo que se ha rediseñado también para su ejecución en esa medida, de tal manera que será un libramiento ágil, seguro y confiable.

Roberto Díaz Ruiz consideró que una vez que empiece la obra “nadie la podrá parar”, pues solamente son 21 kilómetros de construcción y 23 kilómetros de ampliación, es decir, se trata de un proyecto que no es tan grande como para que resulte imposible su realización.

En ese contexto, recordó que el actual sexenio federal ha hecho más de siete mil kilómetros de autopistas a lo largo y ancho del territorio nacional, de tal manera que el libramiento poniente es una obra además de muy necesaria, totalmente viable y hasta fácil de hacer.

Reiteró que es un proyecto mucho menos complejo de varios más que incluso ya se terminaron, de tal manera que hay confianza en que a la brevedad pueda ponerse en marcha “ese pequeño espacio” que sin embargo, imprimirá una enorme diferencia para los miles de mexicanos que en unidades particulares o de servicio de pasaje y carga atraviesan esta zona del país y que podrán hacerlo de una mejor manera.