Es un mito que las víctimas de un delito propicien la impunidad al no denunciar estos ilícitos, consideró Aurelio Coronado Mares, presidente del Colegio de Psicólogos, pues si la gente no denuncia no es por falta de voluntad, sino por las fallas que existen en el sistema de justicia, el cual no genera incentivos para ir a presentar una denuncia.
Lamentó que las instituciones que fueron creadas para proteger a los ciudadanos, sean las principales culpables de que las víctimas no denuncien, pues por principio de cuentas hay elevados índices de impunidad aún y cuando se presente una querella, pero además, los afectados no reciben un trato digno, sino que muchas veces son revictimizados.
Coronado Mares señaló que la Fiscalía Estatal no ha adecuado la mayor parte de los protocolos para brindar un trato digno a las víctimas de un delito, incluso en el caso de aquellos que han sufrido delitos considerados graves, como la desaparición de familiares o violencia sexual, pues a pesar de su situación de vulnerabilidad, no se les atiende de manera adecuada.
Indicó que el Gobierno ha invertido millones de pesos en capacitar al personal de las instituciones encargadas de impartir justicia, quienes atienden a las víctimas del delito, sin embargo, lo que se puede observar y los testimonios de las ciudadanía, hacen ver que esta capacitación no está brindando resultados.
Para concluir, el presidente del Colegio de Psicólogos señaló que para reducir los elevados índices de impunidad en el país, no basta con que las autoridades hagan llamados a la población para que interponga una denuncia, sino que el sistema funcione y se aplique la justicia, pues a quienes acuden a estas instituciones en muchas ocasiones no se les atiende de manera adecuada.

¡Participa con tu opinión!