Durante el primer trimestre del año, la Secretaría de la Defensa Nacional registró en Aguascalientes un total de 87 armas de fuego de diversas características y “por diferentes motivos”.
La cifra es la quinta más baja a nivel nacional de los registros realizados por la Sedena entre enero y marzo del año en curso, luego de Sinaloa con cero registros; Sonora con 48; Guanajuato con 80 y Tlaxcala con 85 permisos extendidos.
Sin embargo, hay otras tantas en las casas y en las calles de la entidad que no cuentan con registro y por lo tanto son no cuantificables en volumen, algunas de las cuales están siendo utilizadas para hechos delictivos.
En torno a ello, el comandante de la XIV Zona Militar, Carlos Francisco Espadas Ceballos, reconoció que el ingreso de armas de fuego a Aguascalientes, procedentes de otros puntos del país, es una realidad.
Puntualizó que la proporción no es alta, sin embargo, en todos los casos representa un peligro porque “poseer un arma de fuego es una tentación y también un riesgo latente de accidente fatal”.
En entrevista, sostuvo que “las traen de fuera, van llegando armas de otros lados y eso es peligroso, por lo que las fuerzas militares desplegadas en las puertas de acceso al estado mantienen estricta vigilancia para evitar el tráfico de armas, como de drogas, hacia el interior”.
Recordó que la Sedena mantiene activo el programa de “Canje de Armas” como vía segura para sacar de la casa y de las calles armas de fuego que tiene en sus manos la ciudadanía y que son tentación y riesgo de accidentes y hasta suicidios.
Consideró que las armas deben portarlas las autoridades para efectos de trabajo, usarlas como lo dicta la ley y respetando siempre los derechos humanos, para protección de los ciudadanos; “para eso deben ser”, acotó.
De acuerdo al Informe de Armas Registradas de la Sedena, para el periodo enero-marzo 2019, la dependencia otorgó registro a 14 mil 027 armas de fuego en todo el país; las entidades con mayor número de solicitudes de registro fueron las siguientes:
Ciudad de México con 5 mil 317; Michoacán, 957; Veracruz, 720; Oaxaca, 594, y Nuevo León, 525; el resto de las entidades registraron menos de 500 armas de fuego en el lapso.