Combate frontal contra el robo en todas sus modalidades anunció el fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, al destacar que es el delito que más afecta a la sociedad no sólo porque impacta su patrimonio, sino porque sus alcances en las víctimas, son mayores al entorno de sus bienes.

Indicó que es reto de su gestión esclarecer y exigir todo el peso de la ley contra los responsables de robar vehículos, casas-habitación, comercios y transeúntes, por lo que se redoblarán esfuerzos a fin de actuar sin distingo ni pausa y con mayor eficacia.

En conferencia de prensa para presentar la integración de un nuevo equipo de colaboradores de primer nivel, que le acompañará en su encomienda, reconoció que esta nueva etapa en la institución arranca con un rezago de más de treinta mil denuncias no resueltas.

Detalló que más de veinte mil son todavía averiguaciones previas en proceso de integración que se iniciaron en el anterior sistema de justicia penal, en tanto que las 10 mil restantes corresponden a denuncias presentadas de noviembre del 2014 a la fecha, es decir, luego del arranque del nuevo Sistema de Justicia Procesal Penal.

Sostuvo que la Fiscalía General del Estado tiene además el desafío de generar más confianza entre la sociedad a fin de recibir más denuncias y trabajar para esclarecer muchos más casos de delitos a fin de que realmente sirva a los aguascalentenses.

En ese sentido dijo que la principal tarea ha sido reducir los tiempos de atención, así como los relativos a la búsqueda de sistemas alternos de justicia, a fin de lograr arreglos siempre que convengan a las víctimas sin tener que llegar a la judicialización de los casos.

Figueroa Ortega destacó que uno de los ejes de la mejora continua en la reingeniería de su administración es ofrecer a la ciudadanía que acuda a solicitar algún servicio, un trato adecuado, con personal profesional y asertivo que inspire confianza a los usuarios, logrando con ello fomentar la cultura de la denuncia.

El objetivo es claro, combatir la impunidad y proteger a las víctimas y para ello los ocho funcionarios que se han incorporado son profesionales, con capacidad y espíritu de servicio, concluyó.

¡Participa con tu opinión!