Aunque Aguascalientes no está asentado sobre terrenos sísmicos, las fallas geológicas y grietas significan un fenómeno que debe ser permanentemente estudiado y monitoreado, para prevenir desperfectos en los bienes inmuebles y daños mayores que pudieran derivar en pérdidas materiales o humanas.
El secretario de Gestión Urbanística y Desarrollo Territorial, Armando Roque Cruz, manifestó que con este compromiso no es nueva la integración del Comité Multidisciplinario para dar continuidad a los estudios sobre el tema, en el que participan no sólo dependencias estatales y municipales, sino también profesionistas y cámaras empresariales, que comparten avances y el seguimiento que se debe dar.
También se ha dado seguimiento a las construcciones que han reportado daños derivados de este fenómeno, algunas se tratan de fincas públicas, otras particulares, de las que en total en todo el estado se tiene el reporte de 2 mil 500, aunque es una labor que se hace en la actualidad a fin de precisar el lugar en que se encuentran y el tipo de daño que presentan.
“El trabajo constante es la actualización de todo lo concerniente a las fallas y grietas geológicas, el trabajo que se hace es para que los datos estén referenciados a través de un GPS”.
Al tener información más precisa y constante, es que es posible darse cuenta que se presentan diferencias importantes conforme pasa el tiempo y al menos, hasta ahora, se tiene la certeza de que en Aguascalientes se tienen 400 kilómetros de fallas registradas, pero también se tiene la posibilidad de que haya otras más en proceso y que por el momento se manifiestan como grietas.
“Ante esta situación es que se ha comenzado a actuar, de ahí que actualmente no se autoriza la construcción de viviendas o cualquier otra infraestructura, sino hasta que presenten tres estudios obligatorios como son el geológico, el geofísico y el de mecánica de suelos, pues es con esto como se puede dar cuenta si acaso hay fallas en el lugar indicado o restricciones para dar la autorización o negarla”, puntualizó el funcionario estatal.