La Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial del Estado de Aguascalientes (Sedrae) contabiliza actualmente alrededor de quince mil hectáreas de superficie sembradas por el sistema de riego, y entre los principales alimentos en proceso de crecimiento se encuentran el maíz y las hortalizas.
Manuel Alejandro González Martínez, titular de la Sedrae, señaló que de la superficie total de Aguascalientes, el 30% de ella se encuentra siendo atendida por los agroproductores que aplican el sistema de riego, lo que ayuda a ahorrar el vital líquido y garantizar el sano desarrollo y crecimiento de los alimentos para consumo humano.
En entrevista con El Heraldo, el funcionario estatal comentó que Aguascalientes no se encuentra en temporada de lluvias, “es un época normal, de hecho el clima no ha estado tan caliente como años anteriores que registraron más grados centígrados y estuvo más seco, pero este 2018 la temperatura no ha estado extremosa”.
Esto ha permitido que los cultivos como las hortalizas, los maíces y los forrajes que ya se plantaron vayan bien en sus procesos de crecimiento, con un menor índice de plagas como gusanos, las cuales están controladas, destacó el titular de la Sedrae.
Por ahora se cuenta con más hectáreas de riego de maíz sembrado y se espera que las lluvias lleguen en tiempo, no tan desfasadas como las registradas en el 2017 que empezaron en agosto; ahora se confía que estarán aquí en junio.
Manuel Alejandro González Martínez mencionó que las hortalizas se comenzaron a sembrar desde marzo pasado y entre ellas se encuentran las calabazas, pepinos, chiles, pimientos, jitomates, entre otros.
Por otra parte, el funcionario informó que por ahora el proyecto de la secadora de leche se encuentra detenido en el estado, aunque existen otros dos proyectos que son centros de acopio con áreas de procesamiento de leche, de descremado y elaboración de productos lácteos como quesos y yogures.
Indicó que el primer proyecto es bueno, pero requiere una inversión de 240 millones de pesos que implica la colaboración del 80% de los productores de leche del estado, distribuidos en dos agrupaciones; ese esquema no se pudo concretar pues sólo llegaron 15 millones de los 60 millones de pesos comprometidos por la Sagarpa, y tampoco se pudo concretar el financiamiento privado.

¡Participa con tu opinión!