Leticia Acuña Medina
El Heraldo

Las tarifas del transporte público no pueden incrementarse a petición o al arbitrio de los urbaneros o taxistas. De acuerdo a la Ley de Movilidad, para la determinación de las mismas se tomará en cuenta el costo de operación del tipo de servicio de que se trate; las obligaciones fiscales que deban ser cubiertas de acuerdo con la normatividad aplicable a cargo de los concesionarios y permisionarios.
Así como los incrementos que sufra el salario mínimo; las variaciones que sufra el Índice Nacional de Precios al Consumidor; y las condiciones físicas en que se encuentren las unidades de transporte público, es decir, que mientras no se renueven, no habrá ajustes a la alza.
Se establecerán con base en los estudios y análisis especializados y técnicos que se lleven a cabo, de acuerdo a cada tipo o modalidad del servicio de transporte, los cuales serán sancionados por la Coordinación de Movilidad.
En todo caso, la determinación de las tarifas deberá realizarse atendiendo a las directrices establecidas en esta Ley y en el Reglamento, atendiendo la opinión previa que para tal efecto emita el Consejo Consultivo y el Observatorio Ciudadano, quienes podrán auxiliarse de especialistas en la materia para tal fin.
Las tarifas son las siguientes: Tarifa técnica, es el resultado de los costos de operación de los servicios de transporte, dividida entre la cantidad de usuarios del servicio.
Tarifa pública, es el pago que realiza el usuario del transporte público por el servicio recibido, que incluye la cuota técnica más la utilidad del prestador del servicio. Tarifa preferencial, es el pago que realiza el usuario que por sus condiciones se encuentra incluido en los supuestos de descuento previstos en esta Ley.
El porcentaje de descuento será equivalente al 50% de la tarifa pública, asegurando que el modelo financiero del sistema no impacte negativamente en la sostenibilidad financiera.
La determinación de la CMOV por medio de la cual se fije la cuantía de las tarifas, se publicará a más tardar el último día de marzo de cada año en el Periódico Oficial del Estado, en los periódicos de mayor circulación en la entidad y en cualquier otro medio que se estime oportuno.
El gobernador del Estado tomando en cuenta las circunstancias particulares de los usuarios y de interés general, podrá autorizar descuentos y exenciones del pago de tarifa, para tal efecto constituirá un programa de apoyo para el transporte público financiado por un fondo para el efecto.