Cuando un trabajador le preguntó a su jefe cuántas cuadras debía pintar de color amarillo le respondió: “hasta donde te alcance la pintura”, por lo que la prohibición para estacionarse llega más allá del primer anillo, lo que se traduce en un problema para los automovilistas y aún para los habitantes del lugar, al cancelarles del que disponían para dejar su vehículo.

Esta medida se justifica en las calles de circulación intensa que exige tener libres los carriles, ya que con una unidad que se detenga por los motivos que sean provoca un conflicto vial en cuestión de minutos, pero hacerlo en todas las arterias tiene como único propósito el recaudatorio, que los funcionarios suponen es sinónimo de orden.

Tan es así que el titular de Tránsito Municipal, José de Jesús Rodríguez Benavides, reconoció que la infracción número uno es por estacionarse en línea amarilla, por un total de 17,000, mientras que 3,318 es por no respetar la luz roja; por no usar el casco en motocicleta 3,162; por estacionarse en áreas de carga y descarga en la vía pública 3,083 y 2,508 por estacionarse sobre la banqueta.

El resultado de lo anterior es una recaudación superior a 10 millones de pesos, que corresponde a más de 66,500 infracciones a conductores de vehículos motorizados, entre los cuales están 1,800 por conducir y usar al mismo tiempo dispositivos móviles, con sanciones económicas que van de los 3,500 a los 12,000 pesos, a lo que se agregan dos millones de pesos por el alcoholímetro.

El cochinito para 2019 podría engordar más si se incluye un cobro a cada automovilista por el derecho a la luz solar, otro por respirar y uno más por circular en las calles, teniéndose en cuenta que diariamente transitan alrededor de 500 mil vehículos, lo que abultaría extraordinariamente las arcas y se convertiría en ejemplo nacional de coacción.

Las instrucciones a los agentes de tránsito es aplicar la ley a rajatabla, por lo que en lugar de llamar la atención al conductor por la presunta falta cometida le entregan la boleta sin escuchar sus argumentos, lo que motiva que crezca la inconformidad social.

Está claro que nadie debe oponerse a que existan reglas y procedimientos para el uso de la vía pública, pero anteponer la recolección económica a las atribuciones que tienen los ciudadanos no es el mejor camino para guiar los destinos de la sociedad.

De manera particular está las razzias que tienen lugar en contra los motociclistas, que durante el año han recibido cerca de 2,300 infracciones por no utilizar el casco, tanto ellos como sus acompañantes y en el extremo del abuso se les decomisa la motocicleta para llevarla a la pensión municipal y así obligarlos a pagar la sanción, que además de la multa tienen que liquidar su traslado y los días que esté en ese sitio.

Lo que sale del guión es que ninguna autoridad explica el porqué sólo a los motociclistas les quitan la unidad, en cambio esto no sucede con ninguna de las modalidades del transporte público, comercial y particular, por lo que en caso de una infracción menor únicamente se recoge la licencia al conductor como garantía de que pagará el correctivo.

HUELLA OPACA

El líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Juan Díaz de la Torre, desplegó astucia ante las preguntas embarazosas que le hicieron durante la entrevista que concedió a El Universal (1/VIII/18), lo que seguramente son de interés para los más de 18,000 miembros de la Sección Uno.

En primer término le dio vuelta la página tras el reciente proceso electoral en el que SNTE apoyó abiertamente al candidato del PRI, Juan Antonio Meade Kuribreña, lo que motivó que durante la campaña fuera un férreo opositor de Andrés Manuel López Obrador, pero ahora que ya es virtual presidente electo el dirigente sindical considera que la relación con él y su equipo de trabajo, particularmente con el propuesto como secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, será “institucional”, lo que “favorezca la política pública que se traduzca en mejor calidad de la educación”.

Aunque una parte de los profesores apoyaron a Meade y otros lo hicieron a López Obrador o con Ricardo Anaya, lo que no significa fragmentación en las filas, afirmó Díaz de la Torre, por el contrario, aseveró que hay unidad interna. Lo que sucedió fue que “los maestros ejercieron sus derechos políticos como cualquier ciudadano”, en un marco de pluralidad a la libre militancia, en que “el principio ha sido respetar a los maestros y que nadie los pueda manipular”, al haber claridad en el magisterio que el valor sustantivo del sindicato es “la unidad de la acción, la pluralidad y ninguna militancia partidista”.

En lo que refiere a la ex dirigente Elba Esther Gordillo Morales, de la que él fue su segundo a bordo hasta su aprehensión, Juan Díaz de la Torre no aceptó ni negó si le disputa el liderato, reservándose su opinión por sugerencia del área jurídica del sindicato, “porque cualquier declaración personal que yo haga puede estar vinculada al proceso legal”. Dejó en claro que el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje le entregó la toma de nota, “por lo tanto la dirección legal y legítima del sindicato es la que actualmente encabezo yo, esa es la realidad” y en cuanto a que la señora Gordillo pueda estar libre pronto se limitó a decir “de eso sí no tengo idea”.

La pregunta obligada: – “Hay quienes lo han acusado de haber traicionado a Elba Esther Gordillo ¿la traicionó?”- . “Creo que nada puede estar más alejado de la realidad que eso. Lo importante es el sindicato, ningún personaje, ni Juan Díaz, es más importante que el sindicato. Yo fui electo presidente del Consejo General Sindical en una sesión del Consejo Nacional, que es un órgano de gobierno. No fui electo, designado en una oficina gubernamental. Por lo tanto, puedo decir que hemos cumplido; no he traicionado al sindicato en absolutamente nada. Tan le he cumplido que los maestros me han ratificado, no he traicionado absolutamente a nadie”.

– En 2013 usted dijo “yo me voy en 2018” y lo reeligieron ¿Qué pasó con esa que era una promesa?”-. “No fui reelecto, se modificaron los estatutos, se establecieron nuevos procesos. No estoy aquí por una vanidad personal o por una intención de prevalecer artificialmente en el cargo, me han elegido los maestros, me han entregado ese mandato y quiero cumplirlo, esa es la razón, no es por vanidad personal”.

Luego de que el SNTE, con Juan Díaz de la Torre al frente, apoyó abiertamente la reforma educativa, ahora señala que “fue lesiva para los maestros, en el sentido de que al aplicar esa ley se ha intentado dejar de lado lo que el derecho laboral mexicano establece”, como el no respetar a los maestros que no alcanzaron una plaza para ingresar al servicio, además hubo descuentos indebidos ni se ha cumplido con el sistema de desarrollo profesional y en el extremo hubo casos de ceses injustificados, por lo que tiene que haber una modificación a la citada reforma.

¿La CNTE tenía razón cuando dijo que la ley era punitiva? “La CNTE decía que era punitiva porque condicionaba la permanencia. Hoy ratifico que no puede estar ligada la permanencia de los maestros al sistema, a la evaluación del desempeño”.

Como dice la canción, “lo pasado, pasado” y parodiando el lema de campaña del ex presidente Luis Echeverría “Arriba y adelante” sigue la marcha sindical.

YA LES ALCANZÓ

Al revelarse una investigación periodística entre los 10 titulares de universidades públicas del país que cobran más de lo que pretende el próximo presidente de la República (108,000 pesos), a la cabeza está Mario Alberto Rodríguez Casas, director general del Instituto Politécnico Nacional, con 191,843 pesos y le sigue el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, con 177,868 pesos. La pretensión del próximo gobierno federal es que ningún funcionario o servidor en instituciones públicas tenga un ingreso superior al de nuevo mandatario, lo que obligaría a ajustar la nómina, aunque pueden invocar la autonomía para mantener el estado de cosas. No falta mucho para saber cuál será la fórmula que apliquen.