Cuando menos tres mil quinientos menores de edad han sido detectados este año en 16 fiestas clandestinas intervenidas por la Dirección de Reglamentos del Ayuntamiento de Aguascalientes, cuyos adolescentes fueron encontrados consumiendo bebidas embriagantes y residuos de sustancias prohibidas, reveló el titular de la dependencia, José de Jesús Aranda Ramírez.
Advirtió que la organización de eventos clandestinos es causal de una orden de aprehensión en contra de quien realiza el evento. Hasta ahora no se ha encontrado a una persona como organizadora de la fiesta, sino que han sido entre varios muchachos que lanzan la convocatoria a través de redes sociales.
Por ello, el Gobierno capitalino invita a los padres de familia a estar atentos de sus hijos y verificar a qué clase de fiestas acuden.
“Independientemente de quién sea el organizador, el lugar físico donde se celebra el evento es clausurado y se le aplica una multa económica que oscila de los 40 mil a los 300 mil pesos al dueño del establecimiento o terreno, de acuerdo al Código Municipal”.
Aranda Ramírez aseveró que estas fiestas irregulares suceden normalmente en la periferia de la ciudad capital, donde es indispensable que los organizadores tramiten sus permisos ante el Ayuntamiento de la capital para ofrecer esos encuentros de manera legal.
Se tiene registrado un promedio de 200 asistentes por fiesta clandestina, aunque en algunas se han encontrado hasta con 600 o 700 menores de edad, donde afortunadamente se logró intervenir para cuidar la salud de los adolescentes.
El funcionario capitalino explicó que cada intervención cuenta con el respaldo de diversas instancias como la Secretaría de Seguridad Pública, y al verificar que no existe un permiso para esa fiesta, se procede a separar a los chicos de las chicas y se inicia el proceso de avisar a los padres de familia para que vayan ahí por ellos.
Normalmente, los dueños de los terrenos o establecimientos en donde se organizan las fiestas son parientes o conocidos de los menores de edad que solicitan el espacio para el evento, sin embargo los propietarios deben estar atentos y cuidar su lugar, para que no se incurra en ilegalidades que cuestan caro.
Finalmente, aseveró que en lo que va del año se han clausurado 58 negocios entre tiendas de abarrotes, restaurantes y bares que han vendido bebidas embriagantes a menores de edad, a quienes se les ha multado. Aparte, ya no aplica la distancia entre escuelas y tiendas que vendan bebidas embriagantes, según lo establece el Código Municipal para avenidas principales y centros turísticos.

¡Participa con tu opinión!