Ante la falta de cultura cívica y la agresividad social que se han dado a la par del crecimiento de la población y la necesidad de infraestructura pública, urge que las autoridades de los 11 municipios del estado de Aguascalientes tomen cartas en el asunto y obliguen a los comerciantes a dejar libres para los peatones, las banquetas y andadores.
La diputada Érica Palomino Bernal presentó un punto de acuerdo para exhortar a los ayuntamientos a que no sólo vigilen, sino que tomen acciones para desalojar aceras y banquetas para que cumplan su función de dar paso al peatón y no sean anaqueles o anuncios de los comercios que han abusado de las facilidades que se les dan.
Hay múltiples ejemplos, no sólo en la capital sino en el resto de los municipios, en donde de manera paulatina las banquetas e inclusive el carril más cercano a la banqueta han sido invadidos por objetos, negocios móviles y anuncios que obstruyen el paso a los peatones, “y si es difícil para quienes gozan de su vista, hay que pensar lo que ocurre con quienes enfrentan alguna discapacidad, que usan sillas de ruedas, bastones o son ciegos”.
Refirió que por una parte las autoridades se han ocupado de ir adaptando las banquetas con rampas e implementos que permitan el uso de las banquetas por parte de las personas con discapacidad, pero tampoco es raro observar coches estacionados arriba de las banquetas, otros obstruyendo las rampas, o bien comerciantes ambulantes plantados en esos lugares que deberían ser mejor protegidos.