Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó más daños al erario por parte de Javier Duarte.
Durante el último año de su gestión al frente del Gobierno de Veracruz, el ex mandatario incurrió en una serie de irregularidades que sumaron un daño patrimonial de alrededor de 3 mil 200 millones de pesos.
En 2016, la Administración priista de Duarte recibió 3 mil 968.5 millones de pesos, a través del Gasto Federalizado, para programas de la SEP, la Semarnat, la Segob, la Sectur, Inmujeres y SHCP en la entidad.
Sin embargo, la Secretaría de Finanzas de Veracruz entregó menos del 50 por ciento de esos recursos, lo que generó generó un daño a la Hacienda Pública Federal por 2 mil 45.6 millones de pesos, detectó la ASF en la auditoría 1657-GB-GF.
Este monto representa el 51.5 por ciento de los recursos auditados.
Además, recibió mil 203.5 millones de pesos del Fondo de Aportaciones Múltiples para el DIF estatal, el Instituto de Espacios Educativos y la Universidad Veracruzana; sin embargo, la Secretaría de Finanzas hizo pagos directos a esos organismos por sólo 11.5 millones de pesos, según la auditoría 1664-DS-GF.
En este caso, la ASF dictaminó un daño por un monto de mil 192 millones 768 mil 420 pesos más los intereses generados desde su disposición hasta su reintegro en la cuenta bancaria del fondo, por la falta de entrega de los recursos a las instancias ejecutoras.