José de Jesús López de Lara

Tirado en el monte fue localizado el cadáver calcinado de un desconocido que fue ejecutado de un balazo en la cabeza.
El hallazgo fue realizado por una mujer que buscaba yerbas medicinales, alrededor de las 13:00 horas del miércoles.
Fue a la altura del kilómetro 3+800 de la carretera estatal No. 69 que conduce al poblado de Coyotes, Aguascalientes, a unos 300 metros de distancia de la cinta asfáltica, donde se encontraba tirado boca abajo el cadáver de una persona del sexo masculino, con los brazos extendidos y el cual vestía únicamente un pantalón de mezclilla y calzaba unos tenis.
El cuerpo que estaba semi cubierto con tierra y pastizal, presentaba rastros de haber sido consumido por el fuego, además de un balazo en la cabeza, de los considerados como “tiro de gracia”.
La mujer de inmediato reportó los hechos al 911.
A la escena del hallazgo llegaron inicialmente policías preventivos del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) a bordo de las patrullas 0317-B2 y 0267-B2, quienes confirmaron el reporte.
Posteriormente, hicieron su arribo patrullas de la Policía Estatal, la ambulancia ECO-343 del ISSEA, agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Se determinó que el cadáver del desconocido ya tenía más de una semana abandonado en ese lugar.
Aparentemente fue víctima de un “levantón” y tras ser llevado a ese lugar lo ejecutaron de un balazo en la cabeza, para después rociarlo con gasolina y prenderle fuego a fin de complicar su identificación
Una vez realizadas las diligencias correspondientes, se procedió a su traslado al Servicio Médico Forense donde continúan las investigaciones.