En la más completa soledad encontró la muerte un hombre.
Su hija fue a visitarlo ayer por la tarde y encontró su cuerpo ya en avanzado estado de putrefacción.
El ahora occiso fue identificado como Manuel, quien contaba con 61 años de edad.
Su hija de nombre María Tomasa, de 42 años de edad, acudió ayer a las 14:25 horas a visitarlo en su domicilio ubicado en el rancho “La Ventana”, en el municipio de Jesús María.
Al ingresar al domicilio comenzó a percibir olores putrefactos y momentos después localizó el cuerpo sin vida de su padre, ya en avanzado estado de descomposición.
Según comentó la mujer, la última vez que vio con vida a su progenitor fue hace 8 días cuando fue a visitarlo.
Al lugar de los hechos arribaron elementos de la Policía Municipal de Jesús María y paramédicos del ISSEA, además del agente del Ministerio Público.