Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Luego de comunicar que tanto él como sus compañeros estaban bien tras el ataque en las oficinas de YouTube en San Bruno,California, la cuenta de Twitter de Vadim Lavrusik, gerente de producto de YouTube, fue hackeada.

Lavrusik compartió uno de los primeros tuits relacionados con los disparos dentro de la empresa. Una hora después, apareció el mensaje: “Por favor ayúdenme a encontrar a mi amigo. Lo perdí en el ataque”, junto con una liga de Flipboard con una foto del YouTuber Keemstar.

Tres minutos después, apareció un segundo tuit con el mensaje: “mi nombre es muy gay, honestamente”.

Jack Dorsey, CEO de Twitter, aseguró que la empresa está trabajando en el hackeo, mientras que la cuenta de seguridad de la red social destacó que se tomarán medidas contra los usuarios que difundan información falsa y violen sus reglas.

“Estamos al tanto de los intentos de algunas personas por engañar a otras con desinformación acerca de la tragedia. Estamos monitoreando la situación y tomando acción en todo aquello que viole nuestras reglas”, destacó la cuenta Twitter Safety.

Dorsey también respondió a la publicación de Donald Trump con respecto al ataque con una liga del movimiento March Four Our Lives.

“No podemos seguir siendo reactivos a esto, pensar y rezar que no vuelva a ocurrir en nuestras escuelas, trabajos o comunidades. Es tiempo de evolucionar nuestras políticas. Este es un simple y razonable acercamiento, y no resolverá todo, pero es un buen comienzo”, publicó Dorsey.