El director de Regulación Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez Macías, sostuvo que la “Ley de Protección de los No Fumadores” no es letra muerta, que hay supervisión constante en restaurantes y establecimientos en general, con venta de alcohol, para que se respeten los espacios cerrados, que deben ser libres de humo.

Informó que fueron suspendidos nueve negocios entre bares, restaurantes, cantinas y centros nocturnos del municipio capital, por incumplimiento a la Ley del ramo, por falta de avisos de funcionamiento, ausencia de señalamientos internos informativos y presencia de insectos nocivos a la salud, como cucarachas.

El funcionario especificó que el operativo se hizo conjuntamente con la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública del Estado. Se revisaron negocios con licencias para la venta de bebidas alcohólicas de las zonas norte, oriente, poniente y centro.

Se encontraron personas fumando dentro de los espacios cerrados, presencia de ceniceros en las mesas y falta de depósitos especiales para el confinamiento de los cigarros en las entradas y áreas abiertas.

De acuerdo a las irregularidades encontradas, se procedió a la suspensión de actividades y servicios de los nueve establecimientos, así como la aplicación de multas económicas que van desde las 100 a las 500 UMAS (Unidades de Medida y Actualización), es decir que los montos llegaron a los 42,245 pesos.

Dijo que como parte del operativo también se tomaron muestras de bebidas alcohólicas para someterlas a los exámenes de calidad, resultando negativas a la presencia de sustancias adulteradas o ajenas.

Se mantiene en vigilancia permanente para el cumplimiento de la Ley de Protección de los No Fumadores, en negocios donde habitualmente se consume tabaco.

DENUNCIAS

Teléfono 688-41-62