Buscan las autoridades de Salud en el estado disminuir los casos de embarazos en la población adolescente, que al año registran cerca de 4 mil 500, de los cuales 100 son en menores de 14 años de edad, destacó el responsable estatal de Planificación Familiar del ISSEA, José Manuel Ríos Velasco, al dar a conocer la realización de la Tercera Jornada de Salud Sexual que lleva por lema “Desentrañando el Erotismo”.
En ese sentido, el funcionario estatal destacó que dentro de la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (Enapea) que tiene un carácter directamente desde la Presidencia de la República, se hace el exhorto a organizaciones de la sociedad civil, así como a todas las dependencias que tienen que ver con la atención en el adolescente, a establecer las líneas de acción específicas para la prevención de esta problemática social.
Por lo anterior, José Manuel Ríos Velasco indicó que la Tercera Jornada de Salud Sexual que tendrá lugar del 30 de agosto al 1º de septiembre en el Auditorio Ignacio T. Chávez de la Unidad de Estudios Avanzados de la UAA, estará compuesta de talleres, foros y conferencias, y a ella asistirán personas expertas en la materia, de reconocimiento nacional e internacional desde una perspectiva estrictamente científica, laica, objetiva e integral y con la idea de llevar esta información gratuitamente al público en general.
“Todo este conocimiento que se imparte en las jornadas termina redundando e impactando tanto en la salud sexual y reproductiva de la población, como en mejores ejercicios más saludables y responsables de la sexualidad de las personas”.
El funcionario del ISSEA puntualizó que dentro del Programa de Planificación Familiar en el estado, hay poco más de más de 12 mil usuarias activas de metodología anticonceptiva adolescente y poco más de 67 mil usuarias activas que son mayores de 20 años de edad. Ríos Velasco enfatizó que un embarazo en los adolescentes es de alto riesgo y por tal motivo, para quienes trabajan en el sector Salud es importante que la población esté bien informada para prevenirlos.
“La reciente Encuesta Nacional Demográfica señala que el 33% de la población adolescente en México, tiene una vida sexual activa. Por tal motivo, estamos atendiendo las consecuencias, de una falta de educación sexual, de un empoderamiento de nuestras mujeres para decidir si tienen relaciones sexuales o no, y en su defecto usar un método anticonceptivo que pueda prevenir no solamente un embarazo no deseado o no planificado, sino también una infección de transmisión sexual”.