Hacen promesas de amor

Con la bendición de Dios, Conrado Cosme Acosta y Paulina Montserrat Villa López se convirtieron en marido y mujer para toda la vida.
La pareja contrajo nupcias en el templo de San Antonio de Padua, motivo por el cual estuvieron acompañados de familiares y amigos cercanos, principalmente de Conrado Cosme Morales y Beatriz Acosta Solano, así como Noé Villa Zermeño y Denisse López Román, papás de Conrado y Paulina Montserrat, respectivamente.
Durante la celebración eucarística, los novios intercambiaron votos de amor, cuyas promesas fueron selladas mediante sus anillos de bodas.
Con ellos participaron sus padrinos de velación, Azucena López Román y Benjamín Salas Rendón, además de familiares y amigos cercanos.