CDMX.- El balón de ayuda internacional rodó hacia México.
El mundo del deporte tomó ayer partido a favor del país aquejado por un temblor que cimbró el martes pasado al centro, dejando daños humanos y materiales.
El futbol mundial atendió a la llamada de auxilio.
El West Ham de Inglaterra se unió a la iniciativa que lanzó su jugador Javier Hernández y Miguel Layún, al donar vía “YoXMexico”, además de que subastará las playeras que usará el equipo frente a su juego ante el Tottenham.
Jugadores con corazón madridista, como Karim Benzema y Emilio Butragueño, enviaron palabras de aliento.
“Es una cosa mala para la gente y lo siento por ellos”, afirmó el atacante francés. “Toda la gente de México tiene mi cariño y apoyo y ojalá todas las familias estén bien para la próxima semana”.
El “Buitre” recordó la importancia de México en su vida.
“Hay algo emocional por mi parte, viví tres años en México. Como representarte del club queremos enviar a México y los familiares que están sufriendo después de este terremoto devastador, que nos solidarizamos con su dolor y estamos con ellos”, apuntó.
El portugués Cristiano Ronaldo no lo dudó y envió su donativo al pueblo mexicano.
“Cristiano Ronaldo donará 700,000 a México. El portugués repartirá el dinero en gastos para las víctimas del terremoto”, publicaron medios en redes sociales.
Los beisbolistas mexicanos Japhet Amador y Luis Cruz, que militan en el Rakuten Eagles de la Liga de Japón, hicieron una colecta entre aficionados nipones.
“Debemos de ayudar, con cualquier cosa, como se pueda, debemos ayudar a nuestros paisanos mexicanos, y mi equipo aquí en Japón nos está dando la oportunidad de recaudar fondos tras el partido de hoy (ante los Buffalos)”, narró Cruz en un video publicado en Twitter.
El apodado “Cochito” dará de su bolsillo 100 mil yens (unos 15 mil pesos) y lo que junte en la colecta.
En Grandes Ligas, el cubano Yasiel Puig salió ayer con los pómulos pintados con las iniciales de Puerto Rico y México en un doble apoyo, ya que la isla ha sido castigada por huracanes.
También en España, el club de futbol Villarreal iluminó la fachada de su Estadio Cerámica con los colores de la bandera de México, en memoria de las víctimas del terremoto.
En Sudamérica se guardó un minuto de silencio en la vuelta de Cuartos de la Copa Libertadores, entre el River Plate y el Jorge Wilstermann, disputado ayer en el Estadio Monumental, en Buenos Aires. Staff/Agencia Reforma.