Buscan evitar que las llantas se transformen en desechos contaminantes. Jorge Medina Valtierra, catedrático del Instituto Tecnológico de Aguascalientes (ITA), comentó que para evitar que el hule de la llanta termine siendo desechado en algún basurero, emprendió un estudio buscando darle un segundo uso a este material, obteniendo como resultado un compuesto carbonoso y con un catalizador.
Destacó que son miles las toneladas de llanta las que se desechan anualmente en el país, muchas de las cuales terminan en los tiraderos como capa de basura o se utilizan en las ladrilleras, lo cual acarrea problemas muy graves en materia ambiental, ya que están elaboradas con derivados del petróleo.
Medina Valtierra manifestó que por lo anterior, han hecho experimentos para someter pequeñas partes de este caucho a un proceso químico que se le conoce como pirólisis, a partir del cual ha obtenido un compuesto carbonoso y un catalizador.
Detalló que la pirólisis es un tratamiento que se debe realizar en ausencia de oxígeno y en presencia de nitrógeno, a través del cual la llanta se degrada en sus componentes iniciales, pero durante el proceso se evita la emisión de contaminantes a la atmósfera, como ocurre cuando se quema el caucho en las ladrilleras.
Para finalizar, el profesor investigador del ITA recordó que inició estudio hacer cerca de cinco años por una preocupación personal con relación al almacenaje del hule de las llantas, pues aun cuando se cree que utilizarlas en los tiraderos como camas de basura no implica problemas ambientales, esto sí se da, pues se favorece la liberación de contaminantes como azufre e hidrocarburos, ya que debido a su composición, el material de las llantas tarda en degradarse cientos de años.

¡Participa con tu opinión!