MONTERREY, N.L.- Felipe de Lara hizo que el sueño americano de Martha Higareda se transformara en una horrenda pesadilla.
No conforme con engañarla, el actor también abusó sexualmente de ella y la dejó abandonada con los coyotes que le ayudarían a cruzar la frontera y todo porque es el villano de Culture Shock, la película que forma parte del ciclo Into the Dark, que protagoniza la actriz mexicana bajo la dirección de Gigi Saúl Guerrero.
«Soy el villano y un villano bastante violento, el que hace que el sueño de Martha se vuelva una horrible pesadilla», indicó, «la película tiene escenas muy fuertes, mi personaje viola al de ella de una manera impresionante».
Antes de iniciar el rodaje, agregó el actor, Higareda y él estuvieron trabajando juntos en la construcción de sus personajes para esta cinta que se estrenó en Estados Unidos el 4 de julio por el servicio de streaming Hulu y en México el pasado viernes en el canal Space.
«Me ha tocado estar en proyectos importantes (como en las series Texas Rising y El Señor de los Cielos), pero sin duda Culture Shock es el más fuerte que he tenido hasta ahora (en Hollywood).
«Incluso hago la broma de que con esta película ya tengo mi primer Oscar, porque mi personaje se llama Oscar, ahora sólo me falta conseguir la estatuilla de la Academia», expresó con humor.
En la cinta, que cuenta la historia de una mujer que cruza la frontera de Estados Unidos de forma ilegal en busca de una mejor vida, también actúan Shawn Ashmore, Barbara Crampton, Creed Bratton y Seri DeYoung.
«La cinta muestra el infierno que viven esas personas en su aventura por conquistar el sueño americano, que se enfrentan a situaciones muy duras y una violencia implacable, de gente que abusa de la vulnerabilidad de los migrantes y que los despojan de lo poco que tienen», comentó. (Héctor Rosas/Agencia Reforma)