Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Suprema Corte de Justicia puso punto final a un litigio de más de siete años por marcas y derechos de autor relacionados con Distroller, la línea mexicana de personajes y juguetes popular a nivel internacional.
Por cuatro votos contra uno, la Segunda Sala de la Corte rechazó en definitiva el reclamo de Mercedes Gertz Loizaga para anular los certificados de derechos de autor y registros de la marca Virgencita Plis, expedidos en favor de Amparo Serrano Espinosa, que creo Distroller en 2004.
Gertz alegaba que los diseños de Serrano derivaron de un dibujo y un grabado que realizó en 1996, con el título Guadalupana Niña, basados en la imagen de la Virgen de Guadalupe y registrados ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDA).
En 2010, Gertz demando al INDA, al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial y a la propia Serrano para anular todos los registros otorgados a esta última en 2005 y publicar la sentencia reconociendo que los personajes de Distroller y Virgencita Plis tienen rasgos idénticos a los suyos.
El éxito de esta demanda, de tipo administrativo, hubiera sido base para un reclamo posterior de pago daños y perjuicios por la vía civil.
Luego de que tribunales inferiores dictaron al menos cinco sentencias en diversas instancias, la Corte atrajo el caso en 2017, y falló en favor de Espinosa.
“Aún cuando fuera cierto que la demandada se basó en las obras de la señora Gertz, de cualquier manera no existiría una transgresión al orden jurídico, pues en atención a la forma en que ambas expresaron sus obras, a simple vista se advierte que existen diferencias notables, debido a las características estéticas, lineales, geométricas, de trazos y en especial de color”, afirmo la Corte.
“Ninguna de las dos obras es primigenia, pues ambas están basadas en la imagen de la Virgen de Guadalupe, y si bien Guadalupana Niña, de la autoría de Mercedes Gertz, tiene un registro anterior a Virgencita Plis, de Amparo Serrano, cada una se realizó con distintas técnicas de dibujo”, agrego.
Virgencita Plis fue sólo el inicio de lo que ahora es una amplia línea de personajes de Distroller, como los Neonatos, Mexican Paguer y Chamoy, y que también abarca artículos escolares, joyería, accesorios, juegos de video y una revista que se venden en varios países.

¡Participa con tu opinión!