CDMX.- Ni nominaciones a los Premios de Diseñadores de Vestuario de EU ni al BAFTA por su trabajo en Jojo Rabbit, hacían presagiarle a Mayes Rubeo una postulación al Oscar.
Para la artista, quien lleva años triunfando discretamente en Hollywood, sin los reflectores de otras figuras mexicanas, una de las máximas es la sencillez.
Sin embargo, Mayes amaneció ayer con la gran noticia: hizo historia al convertirse en la primera connacional que disputará la estatuilla dorada en la categoría.
La película, además, competirá por otros seis Oscar.
Dirigido por Taika Waititi, el filme se ubica en la Alemania nazi y sigue a un niño que se tironea entre dos «maestros».
Una es su madre, Rosie (Scarlett Johansson), mujer valiente quien esconde a una pequeña judía en casa, y el otro, Hitler (el propio realizador), cuya figura todo lo abarca y a quien Jojo ve como su amigo imaginario. (Mario Abner Colina/Agencia Reforma)