Una jovencita de 16 años que estaba embarazada, comenzó a sentir los síntomas del parto pero debido a que la familia no cuenta con los medios y recursos para trasladarla a un nosocomio, se pidió ayuda a unos policías preventivos que realizaban labores de vigilancia por la zona.
Al final una patrulla de la SSPM tuvo que hacerla de ambulancia para que la jovencita llegara justo a tiempo al Hospital Tercer Milenio donde dio a luz a su bebé.
Los hechos se registraron minutos después de las 05:00 de la mañana del miércoles, cuando policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” realizaban un recorrido de vigilancia por calles del fraccionamiento VNSA.
Al desplazarse la unidad 0128-B1 a cargo del oficial José Juan, sobre la calle Celestino López Sánchez, repentinamente observó a una persona del sexo femenino que le hacía desesperadamente señas con sus manos para que detuviera la marcha.
Al momento de detener la marcha, una mujer le hizo saber que su hija de 16 años estaba a punto de dar a luz y que ya se le había roto la fuente, pero que no tenían manera de trasladarla a recibir atención médica.
Inicialmente el policía preventivo decidió solicitar la presencia de una ambulancia, pero al percatarse que la adolescente ya estaba a punto de dar a luz, de inmediato abordó a la progenitora y a su hija a la patrulla de la SSPM para llevarlas al Hospital Tercer Milenio, en donde la joven fue atendida de manera oportuna.