En conferencia de prensa, algunos ciudadanos detenidos la madrugada del pasado sábado en su manifestación en contra de la construcción del paso a desnivel de avenida Aguascalientes y el antiguo camino a San Ignacio, expresaron su postura. A nombre de los afectados, Brenda Ramos denunció la forma en la que actuaron los cuerpos policiacos al momento de arrestarlos y las condiciones que enfrentaron los activistas mientras estuvieron detenidos. Informó que están en proceso de denuncias ante la CEDHA y la Comisión Interna de la Fiscalía, y se encuentran analizando si presentan otras quejas. Además, reiteraron su petición de que se abran los canales de comunicación y que se revisen las políticas públicas del Gobierno del Estado en relación a este tipo de obras y negaron que su movimiento tenga que ver con tintes políticos: “No estamos siendo usados y no permitiremos que se nos use”, aseveraron.