Con el registro de veintinueve mil setecientas cuarenta y un detenciones por faltas administrativas y otras 1,410 por otros delitos en lo que va del año, el secretario de Seguridad Pública del Municipio de Aguascalientes, Antonio Martínez Romo, afirmó que no existe ningún riesgo de brazos caídos a causa de la reincidencia de los detenidos; luego, informó sobre cuatro reportes de robo a templos y 1,200 hurtos de vehículos.

“Hasta ahora, los robos acontecidos en los templos han sido a cuestiones materiales, no arte sacro o cálices, se llevan dinero u otros artículos que pudieran vender posteriormente. Aunque deben avanzar en la instalación de tecnología como videocámaras o veladores”, apuntó.

La corporación municipal ya tiene contacto directo con el clero del templo de la Barranca, incluso se tienen videograbaciones de los presuntos responsables de los actos delictivos en ese lugar, donde lamentablemente son menores de edad y en la medida en que sean detenidos se presentarán ante las autoridades competentes.

Otro de los afectados se ubica en la colonia Morelos en donde se ha detenido a los presuntos responsables y han sido presentados ante la Fiscalía, aunque lamentablemente son asuntos reincidentes y vuelven a atacar a los templos por ser áreas vulnerables al no contar con una vigilancia al interior y ello propicia que sean blanco fácil de la delincuencia.

Con respecto a los 1,200 robos de vehículos en este 2018, el comisario Martínez Romo aseveró que 872 han sido recuperados por parte de la corporación municipal, cuyos delitos acontecen en todo el estado, con mayor incidencia en la zona oriente, por el Ojocaliente, Villas las Palmas, Cactus, entre otros.

Indicó que la mayor parte de las unidades recuperadas ocurren luego de que han sido abandonadas por los delincuentes tras haberlas usado en un acto delictivo o bien para quitarle pertenencias como autoestéreos, defensas, llantas y emblemas, mientras que otros sí han sido desmantelados en totalidad.

“Los vehículos más robados son los Tsuru, las vagonetas, las pick ups de la línea Ford, esto de modelos antiguos, porque los nuevos traen más candados de seguridad que complican la apertura de las unidades”, apuntó.

Finalmente, puntualizó que la hora en que suceden los robos es por las noches, cuando los propietarios los dejan en la vía pública.

¡Participa con tu opinión!