Por primera vez, el Cuerpo y la Sangre de Cristo fueron otorgados a Gustavo Monterrubio Conde.
La ceremonia sacramental fue enmarcada por la capilla San Peregrino Laziosi, donde el neocomulgante compartió emotivos momentos con sus seres queridos, entre los que destacó la presencia de sus papás: Gustavo Monterrubio Díaz de León y María Fernanda Conde Olvera.
Asimismo, estuvieron presentes los señores: Enrique Valladares y Gilda Varela, quienes fungieron como padrinos de Gustavo.
Al terminar la ceremonia, el festejado fue colmado de bendiciones por parte de quienes lo acompañaron en tan significativo acontecimiento.

¡Participa con tu opinión!