El delantero peruano Paolo Guerrero fue acusado por la FIFA de no pasar un antidoping que se le realizó en las fechas finales de las eliminatorias para la Copa del Mundo Rusia 2018 de la Conmebol, Guerrero dio positivo en una sustancia que se puede encontrar en la cocaína, el jugador alega que nunca consumió nada de ese tipo y podría haberla ingerido en algún té o bebida; tras dimes y diretes la FIFA decidió suspender al delantero por un año de cualquier juego oficial por lo que se perdería el Mundial del próximo año.
Paolo, ha sido el líder de Perú este ciclo mundialista, ayudó a los hincas con su juego extraordinario cubriendo la pelota, asistiendo y definiendo, acumuló 5 goles en las eliminatorias los cuales ayudaron a Perú a volver a un Mundial después de larga ausencia, por ello todo el plantel y todo el país quieren que su estrella este en la máxima competición a nivel selecciones. Luego de que el cuerpo de abogados de Guerrero presentará una apelación ante la FIFA, el castigo fue reducido a solamente 6 meses de suspensión, esto le permite al delantero llegar al Mundial para jugar con su selección.
Sin embargo sus abogados y el propio jugador desean ir con el TAS (Tribunal de Arbitraje del Deporte) para apelar nuevamente la sanción, argumentando que es totalmente inocente de lo que es acusado, y busca ser absuelto de toda acusación para poder jugar desde principios del año con su club Flamengo y todos los amistosos de preparación que tenga la selección peruana como preparación rumbo al Mundial, en los próximos días habrá más información de la situación que actualmente vive la figura del futbol peruano.