Un grupo de senadoras de varios partidos presentarán mañana un punto de acuerdo para exhortar al gobierno federal a atender la problemática que reside en que no se ha entregado desde diciembre pasado el subsidio a las estancias infantiles por parte de la Secretaría de Bienestar.

Las entidades afectadas por el cierre parcial o total de estos espacios donde reciben menores de seis meses hasta cuatro años, y con discapacidad, son: Aguascalientes, Sonora, Jalisco, Morelos, Tamaulipas, Colima, Ciudad de México, Guanajuato, Veracruz, Zacatecas y Guerrero.

Las legisladoras de todos los partidos políticos han recibido cartas de los padres de familia perjudicados en sus distritos, pidiéndoles su intervención para evitar que se queden sin este derecho porque el mantenimiento de las guarderías depende de la aportación de los padres y del subsidio que da la Secretaría, que es de 950 pesos al mes por cada niño inscrito, apoyo que fue suspendido en diciembre con el argumento que la dependencia publicaría las nuevas reglas de operación.

La senadora y ex secretaria de Desarrollo Social, Josefina Vázquez Mota, señaló que ante las peticiones que ha recibido de casi todas las entidades del país, es que el Partido Acción Nacional, junto con representantes de otros partidos políticos, presentará mañana jueves un punto de acuerdo pidiendo a la Secretaría de Hacienda que se busque un mecanismo para restablecer el presupuesto. Consideró que “cuando un gobierno pierde el interés en la niñez, y no está presente en sus agendas cotidianas ni el presupuesto, es evidente que las consecuencias van a ser graves”.

Más allá de las auditorías que se lleven a cabo para determinar el buen uso de los recursos federales, lo importante es restituir ese gasto para seguir con la atención que corresponde a los menores y que tiene como finalidad apoyar a los padres de familia que necesitan dejar a sus hijos en un lugar seguro mientras cumplen su horario laboral o de estudios.

De manera paralela, un grupo de educadoras y madres de familia acudieron al mitin que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 2 de febrero en Acayucan, Veracruz, para demandar que garantice los recursos para la operación de las 9 mil 300 estancias infantiles de todo el país.

Manifestaron que en este tiempo que se ha suspendido la ayuda han tenido que vender boletos para hacer rifas como una opción de tenerlas abiertas, pero es totalmente insuficiente lo que se recauda, por lo que las maestras han trabajado sin recibir su salario en espera que a la brevedad se resuelvan las reglas de operación.

El problema económico lo registran desde noviembre pasado al haber atrasos en la entrega del dinero, hasta que entre diciembre y enero definitivamente dejó de fluir, lo que tiene angustiados a los padres de familia, ya que es el único respaldo que tienen para poder trabajar y gracias a ello pueden dejar a los niños bajo el cuidado de personal profesional.

En contraparte, Reforma publicó el 2 de febrero que López Obrador ofreció regularizar ante la SEP los Cendis del Partido del Trabajo (PT): “Que no les digan que no hay presupuesto (…) hay que decirle a los dirigentes que vayan a ver a Esteban Moctezuma (secretario de Educación Pública), que tiene instrucciones para que empiecen a bajar los apoyos para los Cendis”, dijo el 25 de enero a los líderes del PT.

EN DOS SENTIDOS

Uno de los grandes dilemas que enfrentan los empresarios es sobre la capacitación – que por ley – deben otorgar a sus empleados, porque entre mejor preparados estén mayor será el riesgo que se los “pirateen”, o que se vuelvan más exigentes en materia de sueldos.

Sobre el particular el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes (CCEA), Pedro Gutiérrez Romo, asegura que hay patrones que en lugar de preparar a su gente están a la caza de quienes han recibido instrucción en el trabajo, lo que afecta los intereses de quienes sí se preocupan por tener mejores resultados.

Afirmó que hay una inversión en el adiestramiento con la finalidad de que asuman nuevas responsabilidades, lo que se beneficia las actividades que desempeñan y esto eleva que las posibilidades de la empresa se vean reflejadas en el esfuerzo que tiene lugar.

Subrayó que los trabajadores reciben la capacitación necesaria en función de las actividades que van a desarrollar,  “a veces se requiere más por ser un giro más complicado o a veces menos, pero hay que estar seguros de que van a hacer las cosas bien”, sin embargo cuando se alcanza el nivel esperado, “uno que ya aprendió y se desempeña bien, no falta el pirataje de ese perfil y los procesos se vuelven a empezar para sustituirlo”.

El reproche del CCEA no es nuevo, es algo que recicla y crece cuando se vuelve más agudo ese tipo de actitudes. En los años 80 del siglo pasado fue práctica común en las maquiladoras, llegándose el caso que una vez ubicado el trabajador que tenía mayores conocimientos lo acechaban a la salida de la fábrica para invitarlo y el mejor señuelo era un mejor salario y más prestaciones.

Con ello, sin hacer ninguna inversión en capacitación tenían un empleado que rendía desde el primer día, mientras que la firma perjudicada no tenía otra opción que volver a empezar el ciclo, con lo que esto significaba mientras lograba que el nuevo elemento alcanzara el nivel del que se fue.

En aquel momento como ahora la solución está en entender el escenario en que se encuentran. Basta recordar el caso del joven mecánico automotriz que fue enviado al Estado de México para un curso de capacitación con duración de seis meses. A su regreso le pidieron que fuera “maestro” de sus compañeros, con el propósito de multiplicar el rendimiento. Después de un semestre en esa condición solicitó un aumento en su ingreso y la respuesta fue que bastante se había invertido en su capacitación como para darle la mejoría esperada, por lo que a la semana siguiente se fue a otro taller, en donde le duplicaron el salario.

La cuestión está en que no se puede esperar lealtad absoluta en quien ha adquirido mayores conocimientos, así se los haya pagado el patrón, por lo que tiene que ser una actitud recíproca, esto es, que produzca lo que se espera de él y al mismo tiempo obtenga un mejor trato económico, lo que será un ejemplo a seguir ya que sus compañeros sabrán que entre más se esfuercen mayor será el premio que reciban.

Aunque no es un método general hay empresas en que varios ejecutivos empezaron desde el empleo más modesto y a base de esfuerzo fueron escalando, siempre de la mano del empleador, que sabe que son hombres y mujeres que llevan tatuado el nombre de la firma, lo que tendría que ser una regla general para alcanzar el éxito deseado. Es lo que se conoce como “ganar-ganar” y que se traduce literalmente en “tú me das y yo te doy y todos contentos”.

IMPRECISIÓN

De manera oficial se mantiene el programa de evaluación del profesorado, por lo que las fechas programadas para que se presenten están inalterables, sin embargo el reiterado anuncio del gobierno federal de que cancelará la Reforma Educativa y desaparecerá el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) mantiene el desconcierto. Se desconoce cuál será el método que habrá para cumplir con la valoración y si el nuevo organismo será autónomo o estará adherido a la Secretaría de Educación Pública (SEP). La directora a nivel estatal del INEE, Pilar González Martínez, expresó que están a favor de que los docentes sean evaluados, pero por un organismo independiente. Además se debe considerar que el bachillerado ya es obligatorio, pero el 40% de los alumnos deserta como reflejo del rezago en el aprendizaje y ante la carencia de apoyo para superar las deficiencias que arrastran desde la educación básica, por lo que hay mucho por hacer para lograr que México llegue a los estándares internacionales de resultados y esto se logra con preceptores mejor preparados.