Ramón Estrada
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Haber logrado apenas el primer triunfo después de ocho jornadas del torneo, no fue motivo de fiesta ni de expectativas elevadas en el interior del plantel del Guadalajara.
Al menos no para Jesús Sánchez, lateral derecho de los rojiblancos, quien consideró que el haberle ganado al Pachuca el sábado 3-1 a domicilio, puede ser el inicio de una buena racha, pero no un tope de lo que su equipo es capaz de ofrecer.
“Somos muy mesurados en eso, sí, es importante la victoria, pero es más importante seguir sumando al trabajo. El funcionamiento que mostramos el día sábado creo que es el óptimo, y es seguir en esa línea, por lo que nos caracteriza que es la intensidad, ser verticales y creo que el sábado se retomaron muchas cosas de eso”, declaró el jugador rojiblanco.
Sánchez dejó ver que para el momento anímico que comenzaba a vivir el grupo, al verse en el sótano de la tabla después de ser campeones, el poder descargar la frustración con un primer juego ganado fue de alivio para todos.
“De estar primeros a estar últimos no es fácil, a nadie le gusta estar ahí”, admitió el “Chapo”.
“Sabíamos que era el momento de poder repuntar, esperemos que así sea y para eso seguiremos trabajando, vienen partidos importantes, ahora en puerta tenemos uno contra un gran rival y estamos mentalizados en hacer un gran trabajo”.