El día de ayer el delantero de la selección francesa Antoine Griezmann salió a conferencia de prensa para hablar con los medios. El evento estuvo rodeado de gran expectación pues el actual jugador del Atlético de Madrid ha repetido en repetidas ocasiones que anunciará dónde jugará la próxima temporada antes de que Francia haga su debut en el Mundial el próximo sábado ante Australia. En dicho evento, el delantero se mostró cortante al tocar el tema, asegurando que no hablaría del tema: “Hoy no es el día para hablar de mi futuro”, incluso el encargado de prensa de la selección gala paró en seco a varios periodistas que insistieron al preguntarle al delantero sobre su futuro. Sigue sin conocerse si Griezmann seguirá en el Atlético o cambiará de aires para enfundarse en la playera del Barcelona, el suspenso continuó y la expectación aumenta en todos los aficionados que desean a la estrella francesa en su equipo.
Por otro lado, gran tensión se mostró en el entrenamiento de ayer ya que un choque causó que toda Francia se paralizara con una posible baja. En una jugada meramente futbolística, el defensor del Marsella Rami tuvo un fuerte roce con el delantero juvenil Kylian Mbappé, el delantero del PSG sufrió un buen golpe en el tobillo. Tras recibir la asistencia médica y tener dos o tres intentos para completar la práctica, Mbappé abandonó el entrenamiento con una visible molestia. A pesar de las especulaciones de toda la prensa internacional y del susto para todos los aficionados, la joya francesa subió un twitter en el cual agradeció a todos los aficionados, además se dio tiempo de asegurar de que sólo se trató de un golpe sin grandes consideraciones, por lo que no tendrá riesgo su participación en el debut de Francia el próximo sábado.