La baja de Aaron Rodgers por una lesión en la clavícula tiró a la basura la temporada de los Packers que se quedaron sin armas para afrontar la segunda mitad de la temporada, poco a poco fueron acumulando derrotas que los dejó sin oportunidades de calificar a la postemporada. Ahora para el siguiente año, los Packers quieren regresar a ser protagonistas dentro de la liga, y aprovecharon el draft 2018 para elegir bastantes nuevas caras para reforzar el roster y cubrir las debilidades que mostraron en la pasada campaña.
Con la selección global 18 del draft, Green Bay escogió reforzar su defensiva secundaria para tratar de mejorar el perímetro del equipo pues Jaire Alexander fue elegido para llegar a los cabezas de queso, el esquinero tratará de marcar una diferencia desde el primer partido que juegue para demostrar su capacidad defendiendo el pase. Green Bay tuvo un nutrido draft pues reclutaron 10 jugadores más los cuales fueron: Josh Jackson (CB), Oren Burks (LB), J’Mon Moore (WR), Cole Madison (G), JK Scott (P), Marques Valdes (WR), Equanimeous Brown (WR), James Looney (DE), Hunter Bradley (LS), y Kendall Donnerson (OLB).
Por si fuera poco, los Packers aprovecharon la agencia libre para escoger 14 jugadores más que intentarán meterse en el roster final para la siguiente temporada. Los escogidos fueron: Tim Boyle (QB), Damon Gibson (TE), Kevin Rader (TE), Jacob Alsadek (OG), Alex Light (OL), Austin Davis (OL), Filipo Mokofisi (DT), Tyler Lancaster (DL), C.J. Johnson (DE), Naashon Hughes (LB), Marcus Porter (LB), Chris Seisay (CB), Raven Greene (DB).

¡Participa con tu opinión!