Cecilia de Santos Velasco
El Heraldo

En lo que va del año, el sistema de agua potable capitalino acumula más de 50 actos vandálicos que representan millones de pesos gastados para sustituir equipamiento, componentes eléctricos e infraestructura, en perjuicio de 30 mil personas en las colonias citadinas, admitió el director de la CCAPAMA, Refugio Muñoz de Luna.
La colonia más afectada por estos ilícitos es el pozo de Natura en Villas de Nuestra Señora de la Asunción, donde lamentablemente no se ha logrado detener a los infractores de la ley, y por esa razón existe el proyecto de extender las cámaras de videovigilancia a los 207 pozos del estado, que implicará una inversión de hasta 11 millones de pesos.
Aseveró que los infractores de la ley no miden las consecuencias de sus actos porque no toman en cuenta la afectación que hacen directamente a la población de Aguascalientes, ya que un cambio de bomba tarda más de 72 horas de trabajo, siempre y cuando se cuente con el equipo, si no se manda a reparar y puede llevarse más tiempo.
En entrevista con El Heraldo, el director de la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado señaló que muchos de los actos vandálicos han sido verdaderos sabotajes, porque cortan los cables con cúter. Hasta ahora se tienen 22 pozos monitoreados conectados al C4, éstos son los que han registrado una mayor incidencia de afectaciones a su infraestructura.
Refugio Muñoz de Luna indicó que hasta ahora se han invertido 3 millones de pesos con esas 22 cámaras de videovigilancia y también se analiza instalar estos equipos en las zonas de rebombeo del vital líquido. Las zonas más afectadas se localizan al oriente y en la colonia Insurgentes al sur.
Por esta razón, el titular de la CCAPAMA exhortó a la población a denunciar de inmediato a la línea 072 a aquéllos que observen que entran a instalaciones de agua potable de todo el Municipio de Aguascalientes.