Sorpresiva fiesta de cumpleaños fue celebrada en honor al señor Arquímides Rangel Alonso, quien arribó a sus cincuenta años de vida.
Sus familiares, encabezados por la señora Maricela Gudiño de Rangel y sus hijos: Abi, Chelsea y Alejandro, se dieron cita en el salón San Marcos del Hotel Marriott, donde esperaron al cumpleañero en silencio y de manera discreta, pues a su llegada fue sorprendido con un grito de “sorpresa”, y en medio de porras, aplausos y ovaciones, dieron la bienvenida al homenajeado.
Su sorpresa fue tal que no paró de sonreír y dejarse consentir, ya que los invitados lo felicitaron y lo colmaron de bendiciones.

¡Participa con tu opinión!