Un grupo de jóvenes se reunió para festejar la amistad que comparten desde hace ya varios años.
La cita fue en un jardín privado ubicado en el fraccionamiento Vergeles, donde prevaleció cálido ambiente que propició la amena convivencia.
Durante la reunión, los jóvenes degustaron deliciosas botanas, aguas frescas, una deliciosa comida y pastel como postre.
Posteriormente, disfrutaron divertidos momentos al participar en el karaoke, cantando y bailando los temas que son sus favoritos.