Quizá fue por sólo unas rondas, quizás da para más, pero el viejo Tiger Woods se hizo presente en el segundo día del Hero World Challenge.
El estadounidense firmó una ronda de 65 golpes en el segundo día de competencia en el Albany Country Club, la más baja que registra el californiano desde el Wyndham Championship de hace 16 meses, cuando también tiró un 7 bajo par en la segunda ronda de aquel evento.
Los primeros nueve hoyos volvieron a ser una zona cómoda para Woods, quien registró tres birdies en la primera vuelta y esperando que la historia de un día anterior no se repitiera, cuando el estadounidense no tuvo ningún inconveniente al inicio pero el cierre fue más que complicado.
Este viernes no, Woods agregó cuatro birdies a su tarjeta y concluyó la segunda ronda sin un sólo bogey, suficiente para meterse al top 10 del evento, con un acumulado de 138 tiros (-6), escalando hasta el noveno sitio.
La clave para Woods fue cada una de sus salidas, pegando 8 de 13 fairways con su driver, pero principalmente, aterrizando en el green en 14 de los 18 hoyos cuando atacó la banderola.
“Lo que pasó ayer me ayudó a mejorar. Después de ocho hoyos lo tenía y lo perdí. Hice unos errores muy tontos al hacer bogeys en dos pares 5. Hoy no hice eso. Invertí el resultado en esos hoyos. Por consecuencia, el momento y el sentir de la ronda completa cambia”, dijo Woods, en comunicado de prensa.
Tiger está a seis golpes de la cima, la cual le pertenece a su compatriota Dustin Johnson quien ha tirado 66 en ambos días para acumular 132 (-12) tiros, mismo total que el japonés Hideki Matsuyama, con 65 y 67 en los dos días.